El poder de los modelos de negocio circulares

Milthon Lujan Monja

En un mundo que lidia con las consecuencias de una economía lineal, donde los recursos se extraen, utilizan y descartan, el concepto de economía circular emerge como un rayo de esperanza. En el centro de este enfoque transformador se encuentra el modelo de negocio circular, un paradigma que redefine cómo operan las empresas, creando valor no sólo para ellas mismas sino para todo el ecosistema.

Los modelos de negocios circulares son importantes para implementar el concepto de economía circular a nivel organizacional (Geissdoerfer et al., 2020) y ayudar a las empresas en la transición hacia una economía circular y a adoptar estrategias como la reutilización, la reparación y la remanufactura (Nußholz, 2017), con la finalidad de aportar a los objetivos de sostenibilidad ambiental y social en línea con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas (Awan y Sroufe, 2022).

Contenidos ocultar

¿Qué son los modelos de negocio circulares?

La economía circular se aleja del modelo lineal tradicional, donde los recursos son finitos y el desperdicio es inevitable. En cambio, visualiza un circuito cerrado donde los recursos circulan continuamente a través de la producción, el consumo y la recuperación, minimizando el desperdicio y maximizando el valor.

Nußholz (2017) define a los modelos de negocio circulares (CBM) como: “la forma en que una empresa crea, captura y entrega valor con la lógica de creación de valor diseñada para mejorar la eficiencia de los recursos contribuyendo a extender la vida útil de los productos y piezas y cerrando bucles de material”.

Por su parte, Salvador et al., (2020) destaca que: “Los Modelos de Negocio Circulares son modelos de negocio que habilitan sistemas que son regenerativos por naturaleza; buscan mantener el valor de los recursos al máximo durante el mayor tiempo posible y eliminar o reducir la fuga de recursos, cerrando, desacelerando o estrechando los flujos de recursos”.

En resumen podemos indicar que los modelos de negocio circulares se basan en una lógica circular que busca maximizar la eficiencia de los recursos, extender la vida útil de productos y componentes, y cerrar los ciclos de materiales. De esta manera, las empresas no solo capturan y entregan valor a sus clientes, sino que también contribuyen a un sistema regenerativo que minimiza la fuga de recursos y reduce su impacto ambiental.

Principios y características de los modelos de negocio circulares

Los modelos de negocio circulares facilitan la implementación de la economía circular (CE) e incorporan un conjunto de principios rectores que impulsan su éxito:

  • Diseño para la longevidad: Los productos están diseñados para brindar durabilidad, reparación y reutilización, lo que extiende su vida útil.
  • Eliminar residuos: La generación de residuos se minimiza mediante un diseño, procesos de fabricación y elección de materiales eficientes.
  • Materiales en circulación: Los materiales se mantienen en uso durante el mayor tiempo posible mediante la reutilización, la remanufactura y el reciclaje.
  • Regenerar sistemas naturales: Las empresas apoyan activamente la restauración y preservación de los ecosistemas naturales.

Beneficios de los modelos de negocios circulares

La adopción de modelos de negocio circulares ofrece multitud de beneficios, que van mucho más allá de los beneficios medioambientales:

  • Seguridad de recursos mejorada: Las empresas reducen la dependencia de recursos finitos, lo que garantiza una cadena de suministro estable.
  • Impacto ambiental reducido: Se minimiza la generación de residuos y la contaminación, protegiendo el medio ambiente.
  • Mayor rentabilidad: La eficiencia de los recursos y la reducción de residuos generan ahorros de costos y mejores márgenes. Chkareuli et al., (2024) reportó que en condiciones idénticas de inversión de capital para la producción y comercialización de vino, el modelo de negocio circular supera al modelo lineal en términos de rentabilidad.
  • Reputación de marca mejorada: Los consumidores valoran las empresas comprometidas con la sostenibilidad, impulsando la imagen de marca. Al respecto, Mostaghel y Chirumalla (2021) y Lopes et al., (2023) destacan que las intenciones de compra y el comportamiento de los clientes son factores cruciales para la implementación exitosa de los modelos de negocio circulares.
  • Oportunidades de innovación y crecimiento: La circularidad fomenta la innovación en el diseño de productos, procesos y modelos de negocio.
READ  Simbiosis Industrial: el camino hacia la economía circular

Riesgos de la implementación de Negocios Circulares

Tuni et al., (2024) estudió cómo ven los fabricantes los riesgos de cambiar a modelos de negocio circulares y llego a las siguientes conclusiones:

  • Preocupaciones sobre el mercado y la cadena de suministro: Los fabricantes de diversas industrias compartieron preocupaciones similares sobre la aceptación por parte de los clientes de los nuevos productos CBM y la estabilidad de la economía. Además, existían preocupaciones sobre la capacidad de recuperar eficientemente los productos usados ​​(logística inversa).
  • Los riesgos varían según el tipo de CBM: Las diferentes estrategias de modelos de negocio circulares conllevan riesgos únicos. Por ejemplo, extender la vida útil de los productos generó preocupaciones sobre cambios en las regulaciones gubernamentales. Por otro lado, el uso de materiales reciclados (suministros circulares) generó preocupaciones sobre la viabilidad técnica, disponibilidad y calidad de esos materiales.
  • Más riesgos con menos control: Los fabricantes con menos control sobre sus cadenas de suministro (menos integradas verticalmente) enfrentaron mayores riesgos. La dependencia de socios externos para las actividades de recuperación de materiales y productos magnificó las preocupaciones existentes.

Tipos de modelos de negocio circulares

Geissdoerfer et al., (2023), en base a sus investigaciones, reportan tres enfoques principales que adoptan las empresas hacia las CBM:

  • Startups circulares: Nuevos negocios construidos enteramente en torno a un modelo de negocio circular.
  • Diversificación: Empresas existentes que agregan un modelo de negocio circular como nueva oferta.
  • Transformación: Las empresas existentes están cambiando fundamentalmente su modelo de negocio principal para ser más circular.

Asimismo, la economía circular abarca una amplia gama de modelos de negocio, cada uno de ellos adaptado a contextos y flujos de recursos específicos:

Insumos circulares: adopción de recursos renovables

Las empresas hacen la transición a fuentes de materias primas renovables y sostenibles, reduciendo su huella ambiental.

Producto como servicio: redefiniendo la propiedad y el consumo

Los productos se ofrecen como un servicio, cambiando el enfoque de la propiedad al acceso y extendiendo la vida útil del producto.

Extensión de la vida útil del producto: Ampliación del valor de los productos

Las empresas implementan estrategias para prolongar la vida útil de los productos mediante reparaciones, reacondicionamientos y actualizaciones.

Recuperación de recursos: Transformar residuos en recursos

Los materiales de desecho se recuperan y reintegran al proceso de producción, creando nuevos flujos de valor. Al respecto, Vegter et al., (2020) destacan que la cadena de suministro en un modelo de negocio circular consta de dos procesos adicionales en comparación con una cadena de suministro en un modelo de negocio lineal: Uso y Recuperación.

Economía colaborativa: colaboración para el consumo sostenible

Las plataformas facilitan el intercambio y la reutilización de productos y servicios, reduciendo la propiedad y el consumo individuales.

Modelo de flujo circular: visualización de la naturaleza cíclica de la circularidad

Etapas del modelo de flujo circular

El modelo de flujo circular describe las etapas interconectadas de una economía circular:

  1. Producción: Los productos se fabrican utilizando insumos renovables y prácticas sostenibles.
  2. Consumo: Los consumidores utilizan productos, extendiendo su vida útil mediante reparación y mantenimiento.
  3. Fin de uso: Los productos se devuelven al sistema para su reutilización, refabricación o reciclaje.
  4. Recuperación: Los materiales se extraen de productos al final de su vida útil y se reintroducen en el ciclo de producción.

Implementación del modelo de flujo circular en la práctica

Las empresas pueden implementar el modelo de flujo circular mediante:

  • Diseño para desmontaje: Los productos están diseñados para facilitar el desmontaje y la separación de materiales.
  • Establecimiento de sistemas de devolución: Se incentiva a los consumidores a devolver los productos para su recuperación.
  • Asociarse con recicladores y remanufacturadores: Colaborar con expertos para garantizar una recuperación eficiente de materiales.
  • Invertir en tecnologías circulares: Adoptar tecnologías innovadoras que respalden los procesos circulares.

Hoja de ruta hacia el modelo de negocio circular

Es importante destacar que el apoyo de la alta dirección de una empresa es clave para la implementación de un modelo de negocio circular desde el núcleo de la compañía hacia el exterior (Salvador et al., 2020). Asimismo, Susur y Engwall (2022) proponen un marco conceptual para ilustrar cómo surgen modelos de negocios circulares a través de mecanismos de innovación dentro de las transiciones hacia una economía circular; en donde sugieren que “actores sociales”, “redes”, “tecnología e infraestructura” e “instituciones” son cuatro componentes estructurales contextuales de las transiciones.

Por su parte, Brändström et al., (2024) encontró que las empresas de diferentes sectores experimentan diferentes barreras primarias al implementar un modelo de negocio circular; mientras que Geissdoerfer et al., (2023) estudió los factores que influyen en que las compañías adopten modelos de negocio circulares y reportan que el crecimiento empresarial, la reducción de costos y la demanda de los clientes son impulsores clave para las nuevas empresas y la diversificación, mientras que las empresas tradicionales que transforman sus modelos se centran más en objetivos de sostenibilidad y resiliencia a largo plazo.

En el caso de los sistemas agroalimentarios, De Bernardi et al., (2023) identificó siete cuestiones críticas para la transición a sistemas alimentarios circulares: comportamiento del consumidor, coordinación de múltiples partes interesadas, modelos de negocio, tecnologías digitales, barreras, procesos de transición y sistemas de medición y desempeño.

Por otro lado, Baldassarre et al., (2024) recomienda las siguientes lecciones para que los gerentes puedan superar las barreras en su proceso a un modelo de negocio circular:

  • Detallar iterativamente las dimensiones de un modelo de negocio circular es funcional para identificar las barreras de implementación con más especificidad y precisión.
  • Comprender las reacciones en cadena de las barreras en las dimensiones del modelo de negocio es funcional para abordar las causas fundamentales detrás de las fallas en la implementación.
  • Para superar las barreras culturales es importante involucrar a un casamentero que lidere el proceso de modelado de negocios circular sin intereses económicos directos.
  • Involucrar a los responsables políticos en el debate sobre las barreras económicas a la captura de valor circular es esencial para lograr la implementación.
READ  Modelo Kano para la gestión de productos y la satisfacción del cliente

Evaluación de las operaciones actuales e identificación de oportunidades circulares

Las empresas realizan una evaluación integral de sus operaciones para identificar áreas de circularidad. Asimismo, deben tener en consideración las capacidades de su personal con respecto a temas de economá circular. Straub et al., (2023) publicó una taxonomía de habilidades se puede utilizar para actividades como el mapeo de competencias, el reclutamiento dirigido, la mejora y el reciclaje de habilidades, y la gestión del desempeño.

Taxonomía de habilidades de los empleados en las compañías para la implementación de modelos de negocio circulares. Fuente: Straub, et al., (2023); Journal of Cleaner Production, 410, 137027.
Taxonomía de habilidades de los empleados en las compañías para la implementación de modelos de negocio circulares. Fuente: Straub, et al., (2023); Journal of Cleaner Production, 410, 137027.

Desarrollo de una estrategia de modelo de negocio circular

Se desarrolla un plan estratégico que describe los objetivos específicos del modelo de negocio circular y las medidas de implementación. Este plan estratégico debe incluir el desarrollo de capacidades del personal en conceptos de economía circular y de tecnologías que se pueden usar.

Implementación de Prácticas Circulares y medición del progreso

Las prácticas circulares se integran en las operaciones y el progreso se monitorea a través de indicadores clave de desempeño. El monitoreo del progreso es importante para disminuir el riesgo de errores durante el proceso de implementación de las prácticas circulares; Das et al., (2022) informa que las empresas no suelen pronosticar el impacto ambiental de sus nuevas ideas de negocio circulares antes de implementarlas, lo que puede ocasionar problemas como cuellos de botella en el diseño y efectos rebote no deseados.

Das et al., (2023) desarrollaron la herramienta “Circular Rebound Tool” ayuda a las empresas a considerar estos efectos de rebote en las primeras etapas del proceso de diseño, cuando piensan en nuevos modelos de negocios circulares (modelos que mantienen los recursos en uso por más tiempo).

Colaboración con las partes interesadas para el cambio sistémico

Se establecen asociaciones con proveedores, clientes y partes interesadas de la industria para impulsar un cambio sistémico. Lopes et al., (2023) reporta que las motivaciones de los consumidores para adoptar comportamientos circulares se pueden utilizar para convertir el modelo de negocio de las empresas de lineal a circular.

Un marco de transición para modelos de negocio circulares. Fuente: Susur y Engwall (2022); Journal of Industrial Ecology, 27(1), 19-32.
Un marco de transición para modelos de negocio circulares. Fuente: Susur y Engwall (2022); Journal of Industrial Ecology, 27(1), 19-32.

Ejemplos de modelos de negocio circulares en acción

Moda circular: revolucionando la industria de la confección

Los resultados de la investigación de Coscieme et al., (2022) muestran que crear modelos de negocio circulares exitosos en la moda requiere algo más que modificar las ideas existentes; involucra innovación en tres áreas clave:

  1. Innovación técnica: Las nuevas tecnologías para el reciclaje, la remanufactura y la creación de materiales duraderos son esenciales.
  2. Innovación social: Necesitamos cambiar el comportamiento del consumidor hacia la valoración de las prendas duraderas, su reparación y su reutilización.
  3. Innovación en el modelo de negocio: Las empresas necesitan desarrollar nuevas formas de diseñar, producir y vender ropa dentro de un sistema circular.

La industria de la moda, conocida por su impacto medioambiental, está adoptando la circularidad:

  • Patagonia: Su programa Worn Wear alienta a los clientes a reparar y extender la vida útil de sus prendas.
  • Veja: Una marca de zapatillas que utiliza materiales reciclados y algodón orgánico.

Electrónica circular: repensar el diseño y los ciclos de vida de los productos

La industria electrónica se está transformando para reducir los desechos electrónicos:

  • Fairphone: Smartphones modulares diseñados para una fácil reparación y actualización.

Embalaje circular: minimizar los residuos y maximizar la recuperación de recursos

Los envases se están volviendo más circulares, lo que reduce los residuos en vertederos:

  • Loop: Un sistema de embalaje reutilizable para productos del hogar.
  • Ecoveritas: Una empresa de embalaje que utiliza materiales reciclados y compostables.

Sistemas alimentarios circulares: reducir el desperdicio de alimentos y promover la agricultura sostenible

Donner et al., (2021) estudió 39 casos de negocio de valorización de residuos y subproductos agrícolas e identificó una lista de factores críticos de éxito y de riesgo, que los clasificó en cinco categorías: (1) técnicos y logísticos, (2) económicos, financieros y de marketing, (3) organizacional y espacial, (4) institucional y legal, y (5) factores ambientales, sociales y culturales; destacandó factores como: tecnologías de conversión innovadoras, logística de entrada y salida flexible, inversiones conjuntas en I+D, competitividad de precios para productos de origen biológico, subsidios, regulaciones de gestión de desechos agrícolas, aceptación de procesos de producción basados ​​en la biotecnología, entre otros.

La industria alimentaria está adoptando la circularidad para abordar el desperdicio de alimentos:

  • Too Good To Go: Una aplicación que conecta a los consumidores con excedentes de alimentos de restaurantes y minoristas.
  • Valorización de desechos de frutas y vegetales: Donner y De Vries (2023) en su investigación revisaron los modelos de negocio circulares que valoran las pérdidas, los residuos y los subproductos de frutas y hortalizas a lo largo de la cadena de valor; y encontraron que muchas empresas de productos y servicios han surgido, principalmente impulsadas por la preocupación por el problema del desperdicio de alimentos dentro de un debate más amplio sobre sostenibilidad y bioeconomía circular.
READ  Design Thinking: Definición, usos, principios y pasos

Conclusión: Adoptar la circularidad para un futuro sostenible

Los modelos de negocio circulares ofrecen un camino transformador hacia un futuro sostenible, donde se valoran los recursos, se minimizan los residuos y la prosperidad económica se alinea con la gestión ambiental. Al adoptar la circularidad, las empresas no sólo pueden reducir su impacto ambiental sino también mejorar su rentabilidad, innovación y reputación de marca. A medida que el mundo avanza hacia una economía circular, quienes adopten este paradigma estarán a la vanguardia de un futuro sostenible y próspero.

En esencia, los modelos de negocio circulares buscan mantener el valor de los recursos en uso durante el mayor tiempo posible, creando un sistema económico más sostenible y resiliente. Adoptar el enfoque de circularidad permitirá que tu compañía sea más sostenible y este preparada para los cambios en los consumidores que buscan productos basados en su «calidad ambiental».

Referencias

Awan, U., & Sroufe, R. (2022). Sustainability in the Circular Economy: Insights and Dynamics of Designing Circular Business Models. Applied Sciences, 12(3), 1521. https://doi.org/10.3390/app12031521

Baldassarre, B., Calabretta, G. Why Circular Business Models Fail And What To Do About It: A Preliminary Framework And Lessons Learned From A Case In The European Union (Eu). Circ.Econ.Sust. 4, 123–148 (2024). https://doi.org/10.1007/s43615-023-00279-w

Brändström, J., Jazairy, A., & Lindgreen, E. R. Barriers to adopting circular business models: A cross-sectoral analysis. Business Strategy and the Environment. https://doi.org/10.1002/bse.3653

Chkareuli, V., Darguashvili, G., Atstaja, D., & Susniene, R. (2024). Assessing the Financial Viability and Sustainability of Circular Business Models in the Wine Industry: A Comparative Analysis to Traditional Linear Business Model—Case of Georgia. Sustainability, 16(7), 2877. https://doi.org/10.3390/su16072877

Coscieme, L., Manshoven, S., Gillabel, J., Grossi, F., & Mortensen, L. F. (2022). A framework of circular business models for fashion and textiles: the role of business-model, technical, and social innovation. Sustainability: Science, Practice and Policy, 18(1), 451–462. https://doi.org/10.1080/15487733.2022.2083792

Das, A., Konietzko, J., & Bocken, N. (2022). How do companies measure and forecast environmental impacts when experimenting with circular business models? Sustainable Production and Consumption, 29, 273-285. https://doi.org/10.1016/j.spc.2021.10.009

Das, A., Konietzko, J., Bocken, N., & Dijk, M. (2023). The Circular Rebound Tool: A tool to move companies towards more sustainable circular business models. Resources, Conservation & Recycling Advances, 20, 200185. https://doi.org/10.1016/j.rcradv.2023.200185

De Bernardi, P., Bertello, A. and Forliano, C. (2023), «Circularity of food systems: a review and research agenda«, British Food Journal, Vol. 125 No. 3, pp. 1094-1129. https://doi.org/10.1108/BFJ-05-2021-0576

Donner, M., Verniquet, A., Broeze, J., Kayser, K., & De Vries, H. (2021). Critical success and risk factors for circular business models valorising agricultural waste and by-products. Resources, Conservation and Recycling, 165, 105236. https://doi.org/10.1016/j.resconrec.2020.105236

Donner, M., & De Vries, H. (2023). Novel sustainable and circular business models valorizing fruit and vegetable waste and by-products. Fruit and Vegetable Waste Utilization and Sustainability, 165-180. https://doi.org/10.1016/B978-0-323-91743-8.00014-9

Geissdoerfer, M., Pieroni, M. P., Pigosso, D. C., & Soufani, K. (2020). Circular business models: A review. Journal of Cleaner Production, 277, 123741. https://doi.org/10.1016/j.jclepro.2020.123741

Geissdoerfer, M., Santa-Maria, T., Kirchherr, J., & Pelzeter, C. (2023). Drivers and barriers for circular business model innovation. Business Strategy and the Environment, 32(6), 3814-3832. https://doi.org/10.1002/bse.3339

Lopes, J.M., Pinho, M. & Gomes, S. Green to gold: consumer circular choices may boost circular business models. Environ Dev Sustain (2023). https://doi.org/10.1007/s10668-023-03930-6

Mostaghel, R., & Chirumalla, K. (2021). Role of customers in circular business models. Journal of Business Research, 127, 35-44. https://doi.org/10.1016/j.jbusres.2020.12.053

Nußholz, Julia L. K. 2017. «Circular Business Models: Defining a Concept and Framing an Emerging Research Field» Sustainability 9, no. 10: 1810. https://doi.org/10.3390/su9101810

Salvador, R., Barros, M. V., Luz, L. M. D., Piekarski, C. M., & De Francisco, A. C. (2020). Circular business models: Current aspects that influence implementation and unaddressed subjects. Journal of Cleaner Production, 250, 119555. https://doi.org/10.1016/j.jclepro.2019.119555

Straub, L., Hartley, K., Dyakonov, I., Gupta, H., Van Vuuren, D., & Kirchherr, J. (2023). Employee skills for circular business model implementation: A taxonomy. Journal of Cleaner Production, 410, 137027. https://doi.org/10.1016/j.jclepro.2023.137027

Susur, E., & Engwall, M. (2022). A transitions framework for circular business models. Journal of Industrial Ecology, 27(1), 19-32. https://doi.org/10.1111/jiec.13363

Tuni, A., Gutteridge, F., Ijomah, W. L., & Mirpourian, M. (2024). Risks in circular business models innovation: A cross-industrial case study for composite materials. Business Strategy and the Environment, 33(4), 2771-2787. https://doi.org/10.1002/bse.3618

Vegter, D., Van Hillegersberg, J., & Olthaar, M. (2020). Supply chains in circular business models: Processes and performance objectives. Resources, Conservation and Recycling, 162, 105046. https://doi.org/10.1016/j.resconrec.2020.105046