Metodologías Ágiles: Definición, Manifiesto, Principios, SCRUM, Kanban

Milthon Lujan Monja

Updated on:

Las metodologías ágiles se han convertido en una palabra de moda en el mundo empresarial y prometen una mayor productividad, una entrega más rápida y una mayor satisfacción del cliente. Pero, ¿qué son exactamente las metodologías ágiles y cómo se pueden implementar y adaptar a su negocio?

Las metodologías ágiles se centran en el desarrollo iterativo y colaborativo, lo que permite a los equipos realizar un trabajo de alta calidad en plazos más cortos. Al adoptar principios ágiles, las empresas pueden responder rápidamente a los cambios en el mercado y a las demandas de los clientes. Desde Scrum hasta Kanban y programación extrema, exploraremos los diferentes tipos de metodologías ágiles y destacaremos sus beneficios únicos y mejores prácticas.

La implementación de metodologías ágiles requiere un cambio cultural dentro de una organización. Implica empoderar a equipos multifuncionales, promover la comunicación abierta y fomentar una mentalidad de mejora continua.

Aunque inicialmente las metodologías ágiles fueron diseñadas para la industria del software su aplicación se viene dando en los diferentes campos empresariales y en la educación. Según el 14th Annual State of Agile Report, las metodologías ágiles no solo se limitan a las organizaciones de software; las organizaciones la vienen adoptando en el desarrollo de software (37%), IT (26%), operaciones (12%), marketing (7%), recursos humanos (6%), ventas (5%), entre otros.

Uso de las metodologías ágiles en el año 2020. Fuente: 14th Annual State of Agile Report
Uso de las metodologías ágiles en el año 2020. Fuente: 14th Annual State of Agile Report

Las metodologías ágiles pueden ser empleadas en la gestión de proyectos en general, especialmente en áreas de innovación, y en un contexto de incertidumbre. Ágiles pueden ayudarte, en base a la experimentación, a innovar con tus proyectos.

¿Qué son las metodologías ágiles?

La historia de las metodologías “Agile” se inicia cuando la industria del desarrollo del software dio cuenta de que la forma tradicional de trabajo retrasaba la entrega del producto final. Esto generó que los lideres de la industria se reúnan en el 2001.

Las metodologías ágiles se definen como un conjunto de tareas y procedimientos dirigidos a la gestión de proyectos; permiten adaptar la forma de trabajo a las condiciones del proyecto.

Las metodologías ágiles son un conjunto de enfoques flexibles y centrados en el cliente para la gestión de proyectos y el desarrollo de productos. Se centran en el desarrollo iterativo y colaborativo, lo que permite a los equipos realizar un trabajo de alta calidad en plazos más cortos. Las metodologías ágiles están diseñadas para responder rápidamente a los cambios en el mercado y las demandas de los clientes, promoviendo la mejora continua y la satisfacción del cliente.

Es importante destacar que “Agile” es mucho más que una metodología, es una filosofía que supone una forma distinta de trabajar y de organizarse.

Debe conocer que Molina et al, (2015) destaca que la principal particularidad de las metodologías ágiles es la flexibilidad, los proyectos en desarrollo son subdivididos en proyectos más pequeños, incluye una comunicación constante con el usuario, son altamente colaborativos y es mucho más adaptable a los cambios.

Asimismo, el resultado final de la aplicación de las metodologías ágiles es un producto o proyecto que satisfaga las necesidades de los clientes y que se ha elaborado con costos bajos, mínimos desechos y en menor tiempo (Kurup y Kala, 2015).

Finalmente, las metodologías ágiles se basan en el Manifiesto Ágil, un conjunto de principios rectores para el desarrollo de software que priorizan las personas y las interacciones, el software en funcionamiento, la colaboración con el cliente y la respuesta al cambio.

Valores del Manifiesto agile

En el año 2001, un grupo de desarrolladores de software se reunió para exponer nuevas técnicas de desarrollo de software. Ellos establecieron valores y principios de las metodologías ágiles.

Los cuatro valores del manifiesto agile son:

  • Individuos e interacciones por encima de procesos y herramientas: El equipo de trabajo debe trabajar unido para alcanzar los objetivos.
  • Software que funciona por encima de excesiva documentación: Tradicionalmente, se genera una gran cantidad de documentación. Es más importante gastar tiempo y energías en un software que funcione y que poder entregar al cliente.
  • Colaboración con el cliente por encima de las negociaciones: La relación entre el cliente y el equipo de desarrollo debe ser fluida, es importante generar un ambiente de confianza.
  • Respuesta al cambio por encima del seguimiento de un plan establecido: Es necesario que el equipo esté preparado para los cambios que puedan surgir durante el proceso de desarrollo de software.

Principios del manifiesto agile

En el manifiesto agile también se incluyen 12 principios que surgen de los valores descritos:

  1. La satisfacción del “cliente” mediante tempranas y continuas entregas de software
  2. Aceptar de forma positiva los cambios y otorgar una ventaja competitiva
  3. Dividir el desarrollo en entregas frecuentes
  4. Posibilidad de retroalimentación entre el equipo y el cliente durante el proyecto
  5. Individuos motivados. Proporcionar el entorno y apoyo necesario y confiar en ellos.
  6. El diálogo cara a cara como método para comunicar información dentro de un equipo de desarrollo
  7. El software que funciona es la medida principal de progreso
  8. Los procesos ágiles promueven un desarrollo sostenible. Promotores, desarrolladores y usuarios deben ser capaces de mantener una paz constante
  9. La atención continua a la calidad técnica y al buen diseño mejora la agilidad.
  10. La simplicidad es esencial
  11. Las mejores arquitecturas, requisitos y diseños surgen de los equipos auto organizados
  12. Regularmente, el equipo reflexiona sobre cómo llegar a ser más efectivo.

Gestión de proyectos con metodologías ágiles

La gestión de proyectos tradicional es un enfoque lineal y secuencial de la gestión de proyectos, donde el trabajo se divide en fases y cada fase debe completarse antes de pasar a la siguiente. La gestión de proyectos tradicional se basa en una planificación detallada y un estricto cumplimiento de los plazos y presupuestos.

READ  Diseño para Six Sigma: una metodología para la innovación y la mejora de procesos

Las metodologías ágiles, por otro lado, se basan en un enfoque iterativo e incremental, donde el trabajo se divide en sprints cortos y cada sprint ofrece un producto o característica funcional. Las metodologías ágiles se basan en la flexibilidad y la adaptabilidad, lo que permite a los equipos responder rápidamente a los cambios en el mercado o las demandas de los clientes.

Si bien la gestión de proyectos tradicional puede ser adecuada para proyectos con requisitos bien definidos y un entorno estable, las metodologías ágiles son más adecuadas para proyectos con requisitos cambiantes y entornos inciertos.

En la tabla 1 te presento una comparación entre las metodologías tradicionales y ágiles para la gestión de proyectos.

Tabla 1. Comparación entre metodologías tradicionales y ágiles para la gestión de proyectos.

Metodologías tradicionalesMetodologías ágiles
PredictivosAdaptativos
Basadas en estándaresBasadas en buenas prácticas aprendidas y experiencias.
Orientados a procesosOrientados a personas
Inflexibles o procesos rígidosPreparadas para cambios en el proyecto
Normas impuestas externamenteNormas impuestas internamente
Jerárquicas, donde se aplican políticas/normasProcesos con menos principios
Se concibe como un proyectoUn proyecto subdividido en varios proyectos más pequeños
Hay un contrato previoNo hay contrato, o si hay, es flexible
Diálogo cliente-desarrollador inexistenteCliente integrado en el equipo
Grupos grandes y en distintas localizacionesPequeños grupos trabajando en el mismo sitio
Muchos roles en la organizaciónPocos roles
Documentación extensaPoca documentación
La arquitectura es esencialMenos énfasis en la arquitectura
Fuente: Navarro et al. (2013), Rial (2019).

Ventajas de las metodologías ágiles

Implementar metodologías ágiles puede ofrecer muchos beneficios a tu negocio. Las metodologías ágiles promueven la satisfacción del cliente al entregar productos de alta calidad que satisface sus necesidades. También pueden aumentar la productividad al dividir el trabajo en tareas más pequeñas y manejables, lo que permite a los equipos concentrarse en generar valor rápidamente.

Gomes et al., (2022) reportan que la implementación de una gestión ágil de proyectos induce efectos directos en la dinámica social, económica y ambiental de las empresas, así como en sus equipos, con un efecto favorable en todas ellas.

Las metodologías ágiles también pueden mejorar la moral del equipo al fomentar un entorno de trabajo colaborativo y empoderador. Al promover la comunicación abierta y los equipos multifuncionales, las metodologías ágiles pueden ayudar a romper los silos y mejorar la dinámica del equipo. Esto, a su vez, puede conducir a una mayor innovación y creatividad, ya que se anima a los miembros del equipo a compartir ideas y trabajar juntos.

Por su parte, Barbosa et al., (2022) concluyen que los métodos ágiles han demostrado ser buenos aliados de productividad para equipos en diferentes áreas de evaluación, y ofrecen oportunidades de negocio o soluciones a problemas cotidianos de forma rápida, creativa y eficaz a los clientes.

Además, las metodologías ágiles pueden ayudar a las empresas a responder rápidamente a los cambios en el mercado y a las demandas de los clientes. Al adoptar principios ágiles, las empresas pueden girar rápidamente y realizar cambios en sus productos o servicios para satisfacer las necesidades cambiantes de sus clientes.

De acuerdo con los investigadores, las principales ventajas de las metodologías ágiles se pueden resumir en:

  • Mejora de la calidad del producto
  • Mayor satisfacción del cliente
  • Mayor motivación de los trabajadores
  • Trabajo colaborativo
  • Uso de métricas más relevantes
  • Mayor control y capacidad de predicción
  • Reducción de costos

Desventajas de las metodologías ágiles

Ágiles no es una panacea, según Jordán (2020) las principales desventajas de las metodologías ágiles son:

  • Es fácil caer en el error de que un desarrollo ágil no necesita documentación.
  • La falta de documentación puede hacer caer en malentendidos a cliente y desarrollo. Algo escrito “no se puede borrar” sin embargo, algo dicho de palabra puede crear problemas.
  • En ocasiones, si no se cuenta con la documentación adecuada, puede producirse una disminución de la reusabilidad del código.
  • Deuda técnica: Estos métodos de trabajo se centran en las personas y no en la documentación, por tanto, si un proyecto fracasa, la comprensión del sistema queda en su mayor parte en manos del equipo de desarrollo.
  • Miedo al fracaso: si un proyecto ágil fracasa, es común volver a los métodos de trabajo tradicionales.
  • Suele existir una fuerte dependencia de los responsables. La persona encargada de liderar el proyecto centraliza las decisiones.

Asimismo, Koi-Akrofi (2019) y Mishra et al., (2021) destacan que las principales razones por las cuales fracasan las metodologías ágiles son:

  • Insuficiente experiencia con las metodologías ágiles
  • Poco conocimiento de los cambios organizacionales que se necesitan
  • Filosofía o cultura de la compañía en contradicción con los principios ágiles.
  • Falta de apoyo de la dirección.
  • El gran tamaño de la organización.
  • Cultura organizacional tradicional.

¿Cuándo emplear metodologías ágiles?

A estas alturas debes estar preguntando cuando emplear las metodologías ágiles. Lo primero que debes analizar es si tu compañía esta preparada la implementarlas.

Según Rigby et al (2016) ágile es más efectiva y fácil de implementar bajo condiciones comúnmente encontradas en la innovación de software: el problema a ser solucionado es complejo; las soluciones son inicialmente desconocidas, y los requerimientos del producto probablemente cambien; el trabajo puede ser modularizado; la colaboración con los usuarios finales es factible; y los equipos creativos suelen superar a los grupos de mando y control.

Sin embargo, el mismo Rigby et al (2016) también destaca que las condiciones citadas son comunes en las funciones de desarrollo de productos, proyectos de marketing, actividades de planificación estratégica, desafíos de la cadena de suministro y decisiones para orientar los recursos.

Kurup y Kala (2015) destacan que la gestión de proyectos ágiles pueden ser adaptados técnicamente a toda clase de proyectos; no obstante, existen algunas características donde las metodologías ágiles son más favorables:

  • Requerimientos dinámicos
  • Naturaleza iterativa
  • Filosofía interactiva y participación activa de los usuarios
  • Un equipo competente
  • Costo aceptable del fracaso

Asimismo, Rigby et al (2016) indican que las condiciones correctas para el uso de las metodologías ágile se describen en la tabla 2.

Tabla 2. Condiciones adecuadas para las metodologías Ágile

CondicionesFavorableDesfavorable
Entorno del mercadoLas preferencias de los clientes y las opciones de solución cambian frecuentementeLas condiciones del mercado son estables y predecibles.
Participación del clienteSon factibles la colaboración cercana y la rápida retroalimentación.

Los clientes conocen mejor lo que quieren a medida que avanza el proceso
Los requisitos son claros desde el principio y se mantendrán estables.

Los clientes no están disponibles para una colaboración constante.
Tipo de innovaciónLos problemas son complejos, las soluciones desconocidas, y el alcance no está claramente definido.

Las especificaciones del producto pueden cambiar.

Los avances creativos y el tiempo de comercialización son importantes.

La colaboración multifuncional es vital.
Se ha realizado un trabajo similar antes, y los innovadores creen que las soluciones son claras.

Las especificaciones detalladas y los planes de trabajo se pueden pronosticar con confianza y deben cumplirse.

Los problemas se pueden resolver secuencialmente en silos funcionales.
Trabajo modularLos desarrollos incrementales tienen valor, y los clientes pueden usarlos.

El trabajo puede ser dividido en partes y realizados en ciclos rápidos e iterativos.

Los cambios de última hora son gestionables.
Los clientes no pueden empezar a probar las partes del producto hasta que esté completo.

Los cambios a último momento son caros o imposibles.
Impacto de los errores Ellos proveen aprendizajes valiososEllos pueden ser catastróficos 
Fuente: Rigby et al (2016)

Modelos de metodologías ágiles

De acuerdo con el 14th Annual State of Agile Report (2020), la metodología ágile SCRUM (58%), y sus variantes, es la más usada por las empresas encuestadas; seguida por Kanban (7%), Iterative Development (4%) y Programación Extrema (1%).

Metodologías Ágiles mas empleadas en el 2020. Uso de las metodologías ágiles en el año 2020. Fuente: 14th Annual State of Agile Report
Metodologías Ágiles mas empleadas en el 2020. Uso de las metodologías ágiles en el año 2020. Fuente: 14th Annual State of Agile Report

A continuación brindaremos una descripción de cada las metodologías ágiles más utilizadas:

READ  Innovación social: una oportunidad para la sostenibilidad empresarial

SCRUM

Scrum es una de las variantes más populares de metodologías ágiles y se utiliza comúnmente en proyectos de desarrollo de software. Scrum se basa en un enfoque iterativo e incremental, donde el trabajo se divide en sprints cortos y cada sprint ofrece un producto o característica funcional.

Según Molina et al. (2018) la metodología SCRUM es un marco de trabajo diseñado para lograr la colaboración eficaz del equipo de trabajo, emplea un conjunto de reglas y se definen roles para generar una estructura de correcto funcionamiento.

Scrum se basa en la teoría de control de procesos empírica o empirismo; existen tres pilares fundamentales que soportan el control del proceso empírico: transparencia, inspección y adaptación (López, 2015).

Aunque SCRUM nació centrado en el desarrollo de software, su aplicación puede trasladarse casi a cualquier contexto (Jordán, 2020). De esta forma se convierte en una herramienta que debes dominar.

La idea de Scrum es realizar entregas parciales del producto final, ejecutando el proyecto en ciclos cortos y de una determinada duración.

Scrum define tres roles:

  • Scrum master: lidera el equipo asegurándose que cumpla las reglas y procesos. Es el encargado de asegurar que el equipo adopte las teorías, prácticas y reglas de la metodología scrum.
  • Dueño del producto: representante de los accionistas y clientes que usan el software. Es el responsable de transmitir al equipo de desarrollo la visión del producto que se desea crear, aporta la perspectiva de negocio.
  • Equipo de desarrollo: grupo de profesionales encargados de convertir la lista de requerimiento en funcionalidades del software. Mantiene una organización horizontal en la que cada miembro del equipo se auto-gestión y se organiza libremente en la definición y ejecución de los distintos sprints.

La metodología Scrum describe cuatro hitos importantes:

  • Reunión de planificación del sprint
  • Scrum diario
  • Revisión del Sprint
  • Retrospectiva del Sprint

Kanban

Kanban es un enfoque alternativo a las metodologías ágiles, que se centra en visualizar el trabajo, limitar el trabajo en progreso y entregar el trabajo cuando esté listo. Kanban enfatiza el flujo continuo, lo que permite a los equipos entregar valor rápidamente y responder rápidamente a los cambios en el mercado o las demandas de los clientes.

El objetivo principal del método Kanban es la visualización rápida de todo el trabajo de un simple vistazo, así como las personas encargadas de cada una de esas tareas (Jordán, 2020). El origen de Kanban se encuentra en los sistemas de producción “Just In Time” (JIT).

Kanban es una palabra japonesa que significa “tarjeta visuales” y se utiliza para controlar el avance continuo de trabajo en proyectos.

El método Kanban se basa en un tablero donde se presentan tres columnas:

  • Tareas por hacer
  • Tareas en progreso
  • Tareas acabadas

Ovan et al (2018) describe que los beneficios de la metodología ágile Kanban en la manufactura incluye:

  • Limitar el trabajo en progreso (WIP),
  • Seguimiento y control del proceso de producción
  • Programación visual
  • Mejorar el flujo
  • Capacidad de respuesta a los cambios
  • Facilitar una alta producción
  • Prevenir la sobreproducción
  • Mejorar la utilización de la capacidad
  • Reducir el tiempo de producción

Programación extrema (eXtreme Programming – XP)

La principal particularidad de la metodología ágile de programación extrema son las historias de usuario, las cuales corresponden a una técnica de especificación de requisitos.

El objetivo de la programación extrema es el de potenciar las relaciones interpersonales, valorando las interacciones del equipo, su desarrollo, aprendizaje y propiciando un buen clima de trabajo (Muñoz, 2020).

En la programación extrema se realiza el proceso denominado “Planning game”, que define la fecha de cumplimiento y el alcance de una entrega funcional, el cliente define las historias de usuario y el desarrollador con base en ellas establece las características de la entrega, costos de implementación y número de interacciones para terminarla.

Lean

Los principios Lean se centran en eliminar el desperdicio y ofrecer valor con la menor cantidad de recursos.

Crystal

Las metodologías Crystal priorizan la comunicación en equipo, reflejando el tamaño y la criticidad del proyecto.

DSDM (Método de desarrollo de sistemas dinámicos)

DSDM proporciona un marco para la entrega de proyectos y se centra en la entrega frecuente y el mantenimiento de un plazo estricto.

¿Cómo capitalizar el potencial de las metodologías ágiles?

Para aprovechar el potencial de las metodologías ágiles debes seguir las seis prácticas claves que que los líderes deben adoptar si ellos quieren capitalizar el potencial agile, las mismas que fueron identificadas por Rigby (2016):

1) Aprender sobre cómo Agile realmente trabaja
2) Conocer donde las metodologías ágiles funciona y donde no
3) Inicie en pequeño y luego deje que se propague
4) Permitir que los equipos “maestros” personalicen sus prácticas
5) Práctica Agile en la alta dirección
6) Destruye las barreras para los comportamientos Ágile.

READ  ¿Qué es Six Sigma y cómo implementarla en tu compañía?

Implementando metodologías ágiles en tu negocio

La implementación de metodologías ágiles requiere un cambio cultural dentro de una organización. Implica empoderar a equipos multifuncionales, promover la comunicación abierta y fomentar una mentalidad de mejora continua.

Mishra et al., (2021) que la cultura organizacional, la estructura del equipo y el apoyo de la dirección son factores cruciales para el éxito de la implementación de la metodología ágil, y que la selección de un método ágil apropiado depende del tamaño del proyecto y, para cada tamaño, existen métodos específicos preferidos por diferentes empresas.

A continuación se presentan algunos pasos que te ayudarán a introducir metodologías ágiles en su negocio:

  1. Identificar áreas donde se pueden aplicar metodologías ágiles.
  2. Educa a tu equipo sobre metodologías ágiles y los beneficios que ofrecen.
  3. Comience con pequeños proyectos piloto para probar las aguas.
  4. Enfatizar la importancia de la colaboración y la comunicación abierta.
  5. Proporcionar las herramientas y recursos necesarios para soportar metodologías ágiles.
  6. Celebre el éxito y fomente la mejora continua.

Certificaciones de Metodología Ágil

Para dominar las metodologías ágiles y la gestión de proyectos, puede obtener certificaciones de metodología ágil. Estas certificaciones validan su comprensión y experiencia en prácticas ágiles. Algunas certificaciones ágiles populares incluyen:

  • Certified ScrumMaster (CSM): centrado en la metodología y los principios de Scrum.
  • PMI Agile Certified Practitioner (PMI-ACP): Cubre una amplia gama de metodologías Agile.
  • SAFe Agilist (SA): centrándose en Scaled Agile Framework (SAFe).

Ceremonias de Metodología Ágil

Las metodologías ágiles incorporan ceremonias específicas para garantizar la transparencia y la comunicación dentro del equipo. Estas ceremonias incluyen:

Planificación de Sprint

La planificación de Sprint es una sesión colaborativa para planificar el próximo sprint. Incluye:

  • Seleccionar elementos del backlog del producto.
  • Estimar el esfuerzo requerido para cada tarea.
  • Planificación del trabajo para el sprint.

Standup diario

El standup diario son reuniones breves diarias para discutir el progreso y los obstáculos. en la que los miembros del equipo discuten su progreso, desafíos y objetivos para el día. Fomenta la transparencia y ayuda a identificar y eliminar obstáculos con prontitud.

Revisión de Sprint

Una Sprint Review, también conocida como Sprint Demo, es un evento crucial en el marco Scrum, que es una de las metodologías ágiles más populares utilizadas para la gestión de proyectos y el desarrollo de software. Esta revisión se lleva a cabo al final de cada sprint, que es una iteración de trabajo con un límite de tiempo que normalmente dura de dos a cuatro semanas. El objetivo principal de Sprint Review es inspeccionar y adaptar el incremento de producto producido durante el sprint.

Retrospectiva de Sprint

La retrospectiva de la metodología Agile es una práctica crítica orientada a la mejora continua. Implica:

  • Revisar qué salió bien y qué necesita mejorar.
  • Identificar áreas de cambio y hacer planes para abordarlas.
  • Fomentar la comunicación abierta y la retroalimentación honesta entre los miembros del equipo.

¿Dónde estudiar metodologías ágiles?

Si eres un gestor de proyectos o estas orientado a promover la innovación, tienes que desarrollar tus capacidades. Al respecto, existen una serie de programas y cursos gratuitos para que aprendas metodologías ágiles.

Puedes aprender desde gestión de proyectos ágile, el uso de scrum para la gestión de proyectos, principios y prácticas de liderazgo ágile, innovación con ágile y habilidades para solucionar problemas, la metodología ágile, introducción al pensamiento ágile, entre otros que fortalecerán tus capacidades.

Conclusión

Las metodologías ágiles ofrecen muchos beneficios a las empresas, incluida una mayor productividad, una entrega más rápida y una mayor satisfacción del cliente. Sin embargo, la implementación de metodologías ágiles requiere un cambio cultural dentro de una organización y puede no ser adecuada para todos los proyectos o negocios. Al respecto, las investigaciones de Soares et al., (2022) y de Santos y de Carvalho (2022) concluyen que las principales barreras para la implementación de las metodologías ágiles son el conocimiento y la capacidad técnica, la cultura organizacional, problemas de gestión, barreras específicas de métodos ágiles, problemas de productos/procesos, problemas de clientes.

Antes de adoptar metodologías ágiles, las empresas deben considerar cuidadosamente sus necesidades y requisitos específicos y evaluar si las metodologías ágiles son las adecuadas para su organización.

Los beneficios de ágiles son mayores a las limitaciones; sin embargo, esto representa algunos desafíos, como por ejemplo, un cambio en la cultura de tu compañía y el desarrollo de capacidades de tu equipo para implementar las metodologías ágiles.

Recuerde, las metodologías ágiles tienen que ver con la adaptabilidad, la colaboración y la mejora continua. Al incorporar estos principios en sus proyectos, estará mejor equipado para satisfacer las demandas cambiantes de su industria y lograr un éxito duradero.

Ahora que ha dado el primer paso en la exploración de metodologías ágiles, las posibilidades de crecimiento y eficiencia son ilimitadas. Siga innovando, siga colaborando y observe cómo sus proyectos prosperan en el mundo ágil.

Referencias

Barbosa, A. T. ., Silva, C. C. da ., Caetano,  Rebecca L. ., Silva, D. P. S. da ., Barbosa, J. V. ., & Pinto, Z. T. . (2022). METODOLOGIAS ÁGEIS: E SUA APLICABILIDADE NA ÁREA DE MARKETING. Revista Ibero-Americana De Humanidades, Ciências E Educação, 8(3), 1659–1669. https://doi.org/10.51891/rease.v8i3.4751

Gomes Silva, F. J., Kirytopoulos, K., Pinto Ferreira, L., Sá, J. C., Santos, G., & Cancela Nogueira, M. C. (2022). The three pillars of sustainability and agile project management: How do they influence each other. Corporate Social Responsibility and Environmental Management, 29(5), 1495–1512. https://doi.org/10.1002/csr.2287

Jordán D. 2020. Estudio sobre las metodologías ágiles y metodologías tradicionales para gestión de proyectos de software. Trabajo Fin de Master en Dirección de Proyectos Informáticos. Escuela Politécnica Superior de la Universidad de Alcalá. 61 p.

Koi-Akrofi G., J. Koi-Akrofi and H. Akwetey. 2019. UNDERSTANDING THE CHARACTERISTICS, BENEFITS AND CHALLENGES OF AGILE IT PROJECT MANAGEMENT: A LITERATURE BASED
PERSPECTIVE
. International Journal of Software Engineering & Applications (IJSEA), Vol.10, No.5.

Kurup D. y S. Kala. 2015. Agile Project Management – Benefits and Challenges. Research Paper for ISM6316.001 Project Management. University of South Florida.

López R. 2015. Metodologías Ágiles de Desarrollo de Software Aplicadas a la Gestión de Proyectos Empresariales. REVISTA TECNOLÓGICA N° 8. ENERO – DICIEMBRE 2015.

Mishra, A., Abdalhamid, S., Mishra, D. et al. Organizational issues in embracing Agile methods: an empirical assessment. Int J Syst Assur Eng Manag 12, 1420–1433 (2021). https://doi.org/10.1007/s13198-021-01350-1

Molina Montero B., Harry Vite Cevallos, Jefferson Dávila Cuesta. 2018. Metodologías ágiles frente a las tradicionales en el proceso de desarrollo de software. Espirales, Vol 2, No 17.

Muñoz Vázquez, Ignacio. 2020. Herramientas de creatividad y metodologías ágiles para la innovación educativa. Universidad Internacional de Andalucía. 16 p.

Navarro A., J. Fernández, J. Morales. 2013. Revisión de metodologías ágiles para el desarrollo de software. Prospect. Vol. 11, No. 2, Julio – Diciembre de 2013, págs. 30-39

Ovan, M., D. Dennehy, K. Conboy, M. Oivo. 2018. Kanban in software engineering: A systematic mapping study. The Journal of Systems and Software. https://doi.org/10.1016/j.jss.2017.11.045

Rial J. 2019. Aplicación de Metodologías Ágiles a Desarrollo de Proyectos. Trabajo fin de Máster Universitario en Ingeniería Industrial. Universidad de Sevilla, 93 p.

Rigby D., J. Sutherland, H. Takeuchi. 2016. Embracing Agile. Harvard Business Review.

Santos, P.d., de Carvalho, M.M. Exploring the challenges and benefits for scaling agile project management to large projects: a review. Requirements Eng 27, 117–134 (2022). https://doi.org/10.1007/s00766-021-00363-3

Soares, D.; da Silva, F.J.G.; Ramos, S.C.F.; Kirytopoulos, K.; Sá, J.C.; Ferreira, L.P. Identifying Barriers in the Implementation of Agile Methodologies in Automotive Industry. Sustainability 2022, 14, 5453. https://doi.org/10.3390/su14095453

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.