El poder de los Makerspaces para liberar la creatividad e innovar

Milthon Lujan Monja

Updated on:

Los makerspaces se han convertido en espacios de creación e innovación. Fuente: CSM Library
Los makerspaces se han convertido en espacios de creación e innovación. Fuente: CSM Library

En un mundo donde reinan la innovación y la originalidad, el concepto de makerspaces se ha convertido en un poderoso catalizador de la creatividad. Los Makerspaces son talleres o espacios colaborativos equipados con herramientas y tecnología de vanguardia, cuyo objetivo es inspirar a las personas a convertir sus ideas en realidades tangibles.

Al proporcionar un entorno estimulante y de apoyo, los makerspaces permiten a personas explorar sus pasiones, experimentar con diferentes materiales y desarrollar habilidades técnicas. Desde impresoras 3D y cortadoras láser hasta codificación y robótica, estos espacios ofrecen una amplia gama de recursos para alimentar la imaginación y la innovación.

Ya seas un emprendedor en ciernes, un aficionado curioso o un profesional experimentado, el potencial de los espacios colaborativos no tiene límites. No sólo fomentan el desarrollo de habilidades, sino que también promueven el pensamiento crítico, la resolución de problemas y la colaboración, habilidades esenciales en el acelerado mundo actual.

En este artículo queremos brindarte información básica sobre los makerspaces y de los impactos que están generando en el ámbito educativo y de emprendimiento.

¿Qué es un makerspace?

Los Makerspaces son entornos de aprendizaje centrados en la comunidad que brindan acceso a herramientas, tecnologías y materiales para el aprendizaje práctico y la exploración creativa. Fomentan una cultura de experimentación, colaboración y resolución de problemas, lo que permite a las personas convertir sus ideas en creaciones tangibles.

Estos espacios colaborativos suelen estar equipados con una amplia variedad de herramientas y tecnologías que permiten a las personas hacer realidad sus ideas. Desde carpintería y electrónica hasta programación de computadoras e impresión 3D, los makerspaces ofrecen una variedad de recursos para respaldar una amplia gama de intereses y proyectos.

Características clave de los Makerspaces

Según de Albuquerque y Cavalcante (2023) existe consenso sobre las características de un makerspaces con cinco elementos esenciales: espacio físico, equipos y materiales, proyectos y actividades, orientación y apoyo, y evaluación y retroalimentación.

Asimismo, otras características clave de los makerspaces incluyen:

  • Acceso abierto: Los Makerspaces son espacios colaborativos y suelen estar abiertos al público y brindan un ambiente acogedor para personas de todas las edades, orígenes y niveles de habilidad.
  • Aprendizaje práctico: Los Makerspaces enfatizan el aprendizaje práctico y alientan a los participantes a interactuar con herramientas, materiales y tecnologías para adquirir experiencia práctica.
  • Colaboración: La colaboración es el núcleo de los makerspaces, ya que fomenta un sentido de comunidad y anima a las personas a compartir ideas, conocimientos y experiencia. Smith (2017) destaca que estos lugares también son espacios de hacer contactos para reflexionar y debatir sobre el diseño y la elaboración de la sociedad; creando de esta forma espacios para la innovación social.
  • Resolución de problemas: Los Makerspaces promueven habilidades de resolución de problemas, proporcionando una plataforma para que las personas enfrenten desafíos y desarrollen soluciones innovadoras.

Diferencias entre Makerspaces y FabLabs

Si bien los términos “makerspaces” y “fablabs” se utilizan a menudo indistintamente, existen algunas diferencias sutiles entre estos dos conceptos que se describen en la siguiente tabla:

CaracterísticasMakerspacesFab Labs
DefiniciónEspacios colaborativos para el aprendizaje práctico y la exploración creativaLaboratorios de fabricación para prototipado rápido y fabricación digital
ÉnfasisCreatividad, colaboración, resolución de problemas, aprendizaje prácticoPrototipado rápido, diseño digital, fabricación digital
Público objetivoAmplioIndividuos con interés en tecnología, ingeniería y diseño
RecursosHerramientas básicas, materiales de arte y artesanía, computadoras, acceso a InternetHerramientas digitales de fabricación, software de diseño, acceso a redes globales de Fab Labs
FinanciamientoDiversosA menudo asociados con instituciones educativas o de investigación
EjemplosBibliotecas, centros comunitarios, escuelas, espacios de coworkingMIT Media Lab, Fab Lab Barcelona, Fab Lab Santiago

Cabe destacar que estas son distinciones generales y que los límites entre makerspaces y fablabs pueden difuminarse en algunos casos. En la práctica, muchos espacios comparten características de ambos tipos. Lo importante es que estos espacios proporcionen un entorno propicio para la creatividad, la innovación y el aprendizaje práctico.

Beneficios de los Makerspaces

Los Makerspaces ofrecen una multitud de beneficios que van mucho más allá de la mera creación y retoques. Estos espacios innovadores brindan un terreno fértil para fomentar la creatividad, mejorar el aprendizaje práctico, promover la colaboración, potenciar la resolución de problemas y cultivar habilidades STEM.

Estas son algunas de las ventajas clave de interactuar con los makerspaces:

Creatividad

Los Makerspaces brindan un entorno que fomenta la creatividad y alienta a las personas a pensar de manera innovadora. Al ofrecer acceso a una amplia gama de herramientas y tecnologías, los makerspaces inspiran a las personas a explorar nuevas ideas, experimentar con diferentes materiales y superar los límites de lo posible.

Desarrollo de habilidades

Los Makerspaces son excelentes plataformas para el aprendizaje y el desarrollo de habilidades. Ya sea para dominar un nuevo lenguaje de programación, perfeccionar técnicas de carpintería o comprender circuitos, los makerspaces ofrecen los recursos y el apoyo necesarios para adquirir y perfeccionar habilidades técnicas. Al respecto, Rayna y Striukova (2021) destacan que los espacios colaborativos permiten desarrollar habilidades más allá de lo que generalmente se considera habilidades digitales del siglo XXI, porque combinan habilidades digitales con habilidades prácticas de “creación”, ya que son en sí mismos un entorno mixto, tanto digital como físico.

Pensamiento crítico y resolución de problemas

Los Makerspaces promueven el pensamiento crítico y las habilidades de resolución de problemas. Cuando se enfrentan a un desafío o proyecto, las personas deben analizar el problema, idear un plan y solucionar problemas a lo largo del camino. Este proceso anima a las personas a pensar críticamente, superar obstáculos y desarrollar soluciones innovadoras.

Colaboración y comunidad

Los espacios colaborativos fomentan la colaboración y la construcción de comunidades. Al reunir a personas con diferentes orígenes y experiencia, los makerspaces crean oportunidades para que las personas aprendan unas de otras, compartan conocimientos y trabajen juntas en proyectos. Al respecto, Holm (2015) indica que el movimiento maker genera redes densas pero diversas, creando nuevas ideas y pensamiento innovador; asimismo, Diaz et al., (2021) reporta que, analizando el caso de la red pública de makerspaces en Barcelona: el Ateneus de Fabricació y en el contexto de las ciudades inteligentes, el libre acceso a los makerspaces públicos va acompañado de un cambio en la relación entre las entidades públicas y los usuarios para promover el empoderamiento de los habitantes de Barcelona.

READ  ¿Cuáles son las necesidades de los emprendedores en la etapa inicial?

Innovación y Emprendimiento

Los Makerspaces democratizan el acceso a la tecnología y, por tanto, mejoran las posibilidades de innovación y emprendimiento (Zakoth, et al., 2014). El acceso a herramientas, tecnologías y una comunidad de apoyo permite a las personas crear prototipos y probar sus ideas, convirtiéndolas en productos o servicios viables. De esta forma, los Makerspaces se han convertido en incubadoras de nuevas empresas y han desempeñado un papel importante en el lanzamiento de negocios exitosos. Al respecto, van Holm (2017) destaca que estos espacios tienen cuatro contribuciones principales al desarrollo económico:

(a) crear un cambio cultural al fomentar el espíritu empresarial en la comunidad,

(b) apoyar el crecimiento de las pequeñas empresas mediante la prestación de servicios,

(c) proporcionar capacitación a la fuerza laboral, y

(d) aumentar la retención de la fuerza laboral.

Cultivar habilidades e intereses STEM

Los Makerspaces ofrecen una puerta de entrada a la educación STEM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas), brindando experiencias atractivas y prácticas que despiertan interés y desarrollan habilidades STEM esenciales. Soomro et al., (2023) identificó siete métodos a través de los cuales los espacios colaborativos pueden fomentar la creatividad en las disciplinas STEM; los métodos más importantes fueron la colaboración multidisciplinaria, elegir cuidadosamente la pedagogía y no restringir la imaginación de los estudiantes.

Promover el desarrollo sostenible

Bobic (2023) revela que los makerspaces contribuyen como espacios de aprendizaje al desarrollo sostenible, de diversas maneras, educando a los participantes sobre el desarrollo sostenible, pero también fomentando la innovación, el debate y la acción social hacia los objetivos globales de sostenibilidad y justicia.

En general, los makerspaces ofrecen una variedad de beneficios que van más allá del desarrollo de habilidades técnicas. Fomentan la creatividad, fomentan la colaboración y empoderan a las personas para que se conviertan en innovadores y emprendedores.

Makerspaces en la educación

Los makerspaces se han vuelto cada vez más populares en entornos educativos, desde escuelas primarias hasta universidades. Estos espacios brindan a los estudiantes experiencias de aprendizaje prácticas y oportunidades para aplicar el conocimiento teórico de manera práctica; de esta forma los makerspaces pueden entenderse como espacios generadores de nuevas dinámicas de aprendizaje basado en la colaboración (Oliver-Espinoza, 2021).

Al respecto, Soomro et al., (2023) reporta que los makerspaces están ganando popularidad en las actividades educativas de todos los grupos de edad, desde escuelas primarias hasta instituciones de educación superior, particularmente en las disciplinas de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas (STEM).

En los makerspaces, los estudiantes pueden participar en un aprendizaje basado en proyectos, donde abordan problemas del mundo real y desarrollan soluciones tangibles. Este enfoque no sólo mejora la comprensión de las materias básicas de los estudiantes sino que también cultiva habilidades esenciales como el pensamiento crítico, la resolución de problemas, y trabajo en equipo.

Los Makerspaces también promueven el aprendizaje interdisciplinario al integrar varias materias y alentar a los estudiantes a explorar conexiones entre diferentes campos. Por ejemplo, un proyecto que involucre robótica puede requerir que los estudiantes aprendan conceptos de informática, ingeniería y física, fomentando una comprensión holística de estas disciplinas.

Además, los makerspaces proporcionan una plataforma para que los estudiantes desarrollen su creatividad y habilidades empresariales. Pueden intercambiar ideas, diseñar prototipos y presentar sus proyectos a sus compañeros y mentores. Este proceso permite a los estudiantes ganar confianza, desarrollar habilidades de comunicación y aprender tanto de los éxitos como de los fracasos.

Al incorporar espacios colaborativos en las instituciones educativas, los educadores están equipando a los estudiantes con las habilidades y la mentalidad necesarias para prosperar en un mercado laboral en rápida evolución. Los Makerspaces fomentan un sentido de curiosidad, ingenio y adaptabilidad, cualidades muy valoradas en el mundo actual impulsado por la innovación.

Markerspaces en bibliotecas

Las bibliotecas son conocidas desde hace mucho tiempo como depósitos de conocimiento e información. Sin embargo, con el aumento de los recursos digitales y el acceso en línea, las bibliotecas han tenido que reposicionarse como espacios comunitarios dinámicos que ofrecen algo más que libros, lo que representa un cambio de paradigma, las bibliotecas ya no están construidas para estanterías, sino que son espacios de aprendizaje creativo y colaborativo diseñados para la innovación y la creación de conocimiento en la era digital (Wang et al., 2016).

Por su parte, Becerra-Castillo et al., (2023) destaca que las distintas aplicaciones que se puede brindar al makerspace dentro de la biblioteca pública se pueden agrupar en tres áreas principales: comunidad participativa, tecnología y aprendizaje.

En este sentido, los Makerspaces en las bibliotecas brindan una oportunidad única para que los usuarios exploren su creatividad y aprendan nuevas habilidades. Estos espacios ofrecen acceso a una amplia gama de herramientas y tecnologías, como impresoras 3D, máquinas de coser y kits de electrónica. Al proporcionar estos recursos, las bibliotecas permiten a las personas participar en experiencias de aprendizaje prácticas y transformar sus ideas en realidad.

Los makerspaces en las bibliotecas también promueven la participación y la colaboración de la comunidad. Sirven como lugares de reunión donde las personas pueden reunirse para compartir conocimientos, aprender unos de otros y trabajar en proyectos. Las bibliotecas suelen organizar talleres, clases y eventos para facilitar el aprendizaje y la construcción de comunidades dentro del espacio maker
.
Además, los makerspaces en las bibliotecas son inclusivos y accesibles para todos. Proporcionan un entorno seguro y de apoyo donde las personas pueden experimentar, cometer errores y aprender de ellos. Al ofrecer acceso gratuito o de bajo costo a herramientas y tecnologías, las bibliotecas garantizan que todos tengan la oportunidad de participar en la creación creativa.

Makerspace en el Oxfordshire County Library. Fuente: Mvolz
 Makerspace en el Oxfordshire County Library. Fuente: Mvolz

Makerspaces en centros comunitarios

Los centros comunitarios desempeñan un papel vital a la hora de unir a las personas y fomentar un sentido de pertenencia. Los Makerspaces dentro de los centros comunitarios amplían esta función al proporcionar un espacio para que las personas exploren sus intereses, colaboren con otros y contribuyan a su comunidad.

READ  Token no fungibles: ¿Qué son y por qué los necesitas?

Los makerspaces en los centros comunitarios ofrecen oportunidades para el desarrollo y el aprendizaje de habilidades. Proporcionan acceso a herramientas y tecnologías que pueden no estar fácilmente disponibles para las personas, lo que les permite aprender nuevas habilidades y desarrollar sus talentos. Desde carpintería y metalurgia hasta fabricación y codificación digitales, los makerspaces ofrecen una amplia gama de recursos para atender diferentes intereses y pasiones.

Además del desarrollo de habilidades, los makerspaces en los centros comunitarios promueven la interacción social y el compromiso comunitario. Estos espacios reúnen a personas de diferentes orígenes, creando oportunidades para compartir conocimientos, colaborar y establecer contactos. Las personas pueden trabajar juntas en proyectos, aprender unos de otros y contribuir al mejoramiento de su comunidad.

Los makerspaces en los centros comunitarios también desempeñan un papel a la hora de empoderar a las personas y fomentar un sentido de agencia. Al brindar acceso a herramientas y recursos, los makerspaces brindan a las personas los medios para hacer realidad sus ideas y generar un impacto positivo. Ya sea que se trate de desarrollar un jardín comunitario, crear obras de arte o construir una solución energética sostenible, los makerspaces brindan una plataforma para que las personas contribuyan a su comunidad de manera significativa.

Los makerspaces en los centros comunitarios no son sólo espacios para crear; son espacios para la construcción comunitaria, el desarrollo de habilidades y el empoderamiento. Encarnan el espíritu de colaboración y creatividad, uniendo a las personas e inspirando cambios positivos.

¿Son rentables los Makerspaces?

Si bien los makerspaces suelen estar asociados con organizaciones sin fines de lucro e instituciones educativas, también pueden ser empresas rentables. Al diversificar las fuentes de ingresos, atraer subvenciones y patrocinios, ofrecer talleres y clases, asociarse con empresas y aprovechar la tecnología, los makerspaces pueden lograr sostenibilidad financiera y ampliar su impacto.

Algunas estrategias para garantizar la rentabilidad de los espacios colaborativos incluyen:

  • Los Makerspaces pueden generar ingresos a través de una variedad de canales, como cuotas de membresía, tarifas de alquiler de equipos y espacio, ventas de materiales y productos y organización de eventos y talleres.
  • Los Makerspaces pueden buscar financiación de subvenciones gubernamentales, fundaciones privadas y patrocinios corporativos para respaldar sus programas, equipos, e instalaciones.
  • Los espacios colaborativos puede ofrecer talleres y clases sobre una variedad de temas, como impresión 3D, electrónica, carpintería y robótica, generando ingresos y brindando valiosas oportunidades de aprendizaje para la comunidad.
  • Makerspaces puede asociarse con empresas y organizaciones locales para ofrecer proyectos, talleres y eventos colaborativos, ganando exposición y posibles oportunidades de financiación.

Cómo establecer un Makerspace

Establecer un makerspace requiere una planificación y consideración cuidadosas. Estos son algunos pasos clave que le ayudarán a empezar:

  • Define tus metas: determina el propósito y los objetivos de su makerspace. ¿Se dirige a un público específico, como estudiantes o emprendedores? ¿Qué habilidades y conocimientos quieres promover? Aclarar sus objetivos le ayudará a guiar su proceso de toma de decisiones.
  • Asegura un espacio: encuentre una ubicación adecuada para su makerspace. Considere factores como la accesibilidad, el tamaño, trabajo en equipo, y disponibilidad de servicios públicos. Dependiendo de su presupuesto y recursos, es posible que deba comenzar poco a poco y expandirse gradualmente a medida que crece su espacio de creación.
  • Equipa tu espacio: identifica las herramientas y equipos que necesitas en función de tus objetivos y público objetivo. Las herramientas comunes que se encuentran en los espacios de creación incluyen impresoras 3D, cortadoras láser, estaciones de soldadura, herramientas para trabajar la madera y kits de electrónica. Considere las limitaciones de espacio y presupuesto al seleccionar el equipo.
  • Cree un entorno de apoyo: diseñe su espacio para fomentar la creatividad, la colaboración y el aprendizaje. Considere las opciones de diseño, iluminación y almacenamiento. Proporcione áreas de trabajo cómodas y asegúrese de que las herramientas y materiales sean fácilmente accesibles. Incorpore áreas para realizar lluvias de ideas, crear prototipos y compartir ideas.
  • Construye una comunidad: un makerspace es más que solo herramientas y equipos; son las personas las que se unen para crear y colaborar. Fomente un sentido de comunidad organizando talleres, clases y eventos. Fomentar el intercambio de conocimientos y la colaboración entre los miembros.
  • Establece pautas y protocolos de seguridad: Desarrollar pautas y protocolos de seguridad claros para garantizar el uso seguro y responsable de herramientas y equipos. Capacitar a los usuarios sobre su correcto uso y mantenimiento. Proporcionar equipo de seguridad y señalización adecuados para minimizar los riesgos.
  • Promocione y comercialice su makerspace: dé a conocer su makerspace a través de varios canales. Utilice las redes sociales, los tableros de anuncios comunitarios y los eventos locales para promocionar su espacio. Colabore con escuelas, bibliotecas y empresas para ampliar su alcance.

Recuerda, establecer un makerspace es un proceso continuo. Evalúa y adapta continuamente tu espacio en función de las necesidades y comentarios de su comunidad. Con una planificación cuidadosa y una comunidad que lo apoye, su makerspace puede convertirse en un próspero centro de creatividad e innovación.

Herramientas y equipos para Makerspaces

Los Makerspaces están equipados con una amplia gama de herramientas y equipos que permiten a las personas hacer realidad sus ideas. A continuación se muestran algunas herramientas comunes que se encuentran en los makerspaces:

  • Impresoras 3D: las impresoras 3D permiten a los usuarios crear objetos tridimensionales mediante capas de materiales como plástico o metal. Se utilizan ampliamente en diversos campos, incluido el diseño de productos, la ingeniería y la creación de prototipos.
  • Cortadoras y grabadoras láser: Las cortadoras y grabadoras láser utilizan un láser de alta potencia para cortar o grabar materiales como madera, acrílico o metal. Son populares por crear diseños complejos y cortes precisos.
  • Estaciones de soldadura: Las estaciones de soldadura se utilizan para unir componentes electrónicos mediante soldadura de fusión. Son esenciales para proyectos de electrónica y montaje de placas de circuito.
  • Herramientas para trabajar la madera: Las herramientas para trabajar la madera, como sierras, taladros y lijadoras, se utilizan para dar forma y manipular la madera. Son esenciales para proyectos que involucran muebles, ebanistería o escultura.
  • Kits de electrónica: los kits de electrónica proporcionan una variedad de componentes y circuitos para que las personas experimenten y aprendan sobre la electrónica. A menudo se utilizan con fines educativos y para la creación de prototipos de dispositivos electrónicos.
  • Máquinas de coser: las máquinas de coser permiten a las personas crear o modificar proyectos basados en telas. Se utilizan comúnmente para diseño de moda, arte textil y tapicería.
  • Kits de codificación y robótica: los kits de codificación y robótica proporcionan herramientas y recursos para que las personas aprendan a programar y construir robots. Son populares para la educación STEM y el desarrollo de habilidades de pensamiento computacional.
  • Herramientas manuales: las herramientas manuales, como destornilladores, llaves inglesas y alicates, son esenciales para diversos proyectos que requieren destreza y precisión manual. Se utilizan comúnmente para reparar, ensamblar o modificar objetos.
  • Herramientas de fabricación digital: las herramientas de fabricación digital, como máquinas CNC y cortadoras de vinilo, automatizan el proceso de corte, grabado o modelado de materiales basándose en diseños digitales. Son herramientas versátiles para crear objetos precisos y complejos.
  • Estaciones de trabajo con computadora: Las estaciones de trabajo con computadora equipadas con software de diseño, herramientas de programación y acceso a Internet son esenciales para planificar, diseñar e investigar proyectos. Proporcionan la infraestructura digital para los makerspaces.
READ  ¿Se puede medir la innovación en los negocios?

Las herramientas y equipos en los makerspaces pueden variar según el enfoque específico y los recursos disponibles. Es importante mantener y actualizar periódicamente las herramientas para garantizar su correcto funcionamiento y seguridad.

Proyectos y actividades de Makerspace

Los Makerspaces ofrecen una amplia gama de proyectos y actividades que atienden a diferentes intereses y niveles de habilidades. A continuación se muestran algunos ejemplos de proyectos comúnmente realizados en makerspaces:

  • Creación de prototipos y diseño de productos: los Makerspaces proporcionan recursos y herramientas para que las personas puedan crear prototipos y perfeccionar sus ideas de productos. Ya sea creando un nuevo dispositivo o diseñando un prototipo funcional, los makerspaces permiten a las personas dar vida a sus conceptos.
  • Arte y escultura: los Makerspaces son espacios excelentes para que los artistas exploren nuevos medios y técnicas. De la escultura tradicional al arte digital, los creadores ofrecen las herramientas y la orientación necesarias para crear obras de arte únicas e innovadoras.
  • Robótica y automatización: Makerspaces proporciona una plataforma para que las personas aprendan sobre robótica y automatización. Desde la construcción de robots simples hasta la programación de sistemas complejos, los makerspaces ofrecen los recursos y la experiencia para explorar el mundo de la robótica.
  • Diseño textil y de moda: los espacios de creación con máquinas de coser y herramientas para cortar telas permiten a las personas experimentar con el diseño textil y de moda. Desde la creación de prendas personalizadas hasta la exploración de tecnología portátil, los makerspaces brindan las herramientas y el apoyo para proyectos textiles.
  • Soluciones ambientales y sostenibles: los Makerspaces son espacios para que las personas desarrollen soluciones innovadoras a los desafíos ambientales. Ya sea diseñando un dispositivo que funciona con energía solar o creando un jardín sustentable, los espacios colaborativos brindan los recursos y la orientación para crear un cambio positivo.
  • Codificación y desarrollo de juegos: los Makerspaces a menudo ofrecen talleres de codificación y recursos para que las personas aprendan lenguajes de programación y desarrollen sus propios juegos o aplicaciones. Estas actividades promueven el pensamiento computacional y la alfabetización digital.
  • Carpintería y carpintería: los Makerspaces equipados con herramientas para trabajar la madera permiten a las personas trabajar con madera y crear objetos funcionales y decorativos. Desde la fabricación de muebles hasta la artesanía en madera, los espacios colaborativos brindan las herramientas y la experiencia para proyectos de carpintería.

Estos son sólo algunos ejemplos de la diversa gama de proyectos y actividades que se pueden llevar a cabo en los makerspaces. Las posibilidades son infinitas, limitadas sólo por la imaginación y la creatividad.

¿Dónde encontrar un makerspace?

Debido a su importancia los makerspaces vienen siendo implementados en todo el mundo. A continuación te ofrecemos un directorio que reúne información sobre los makerspaces ubicados cerca de ti:

Conclusión

Los makerspaces no son sólo lugares para hacer cosas; son catalizadores de la creatividad, la innovación y la transformación. Al fomentar una cultura de aprendizaje práctico, colaboración y resolución de problemas, los makerspaces empoderan a las personas, revitalizan las comunidades y dan forma al futuro del aprendizaje y la innovación. A medida que aceptamos los desafíos y oportunidades del siglo XXI, los makerspaces seguirán desempeñando un papel cada vez más importante en la configuración de un futuro más brillante, creativo e innovador.

Referencias bibliográficas

ALBUQUERQUE, Cassiano Henrique de; CAVALCANTE, Patrícia Smith. Ensino e Aprendizagem através de Makerspaces: uma Revisão Sistemática da Literatura. In: ACTAS DEL SIMPOSIO BRASILEÑO SOBRE INFORMÁTICA EN EDUCACIÓN (SBIE), 34. , 2023, Passo Fundo/RS. Anais […]. Porto Alegre: Sociedade Brasileira de Computação, 2023 . p. 311-322. DOI: https://doi.org/10.5753/sbie.2023.234933.

Becerra-Castillo, S., Calderón-Durán, A., & Duarte-Venegas, G. USOS DEL MAKERSPACE EN LA BIBLIOTECA. Serie Bibliotecología y Gestión de Información, n.º 126, diciembre 2023

Bobic, O. R. (2023). Makerspaces as learning spaces for sustainable development. A systematic literature review. Revista de Științe ale Educației, 48(2), 32-45.

Diaz, J., Tomàs, M., & Lefebvre, S. (2021). Are public makerspaces a means to empowering citizens? The case of Ateneus de Fabricació in Barcelona. Telematics and Informatics, 59, 101551.

Holm, E. J. V. (2015). Makerspaces and Contributions to Entrepreneurship. Procedia – Social and Behavioral Sciences, 195, 24-31. https://doi.org/10.1016/j.sbspro.2015.06.167

Oliver-Espinoza, R. (2021). Makerspaces: indicadores cienciométricos e implicaciones para la innovación, la educación y el emprendimiento. Entreciencias: diálogos en la sociedad del conocimiento, 9(23).

Rayna, T., & Striukova, L. (2021). Fostering skills for the 21st century: The role of Fab labs and makerspaces. Technological Forecasting and Social Change, 164, 120391. https://doi.org/10.1016/j.techfore.2020.120391

Smith, A. (2017). Innovación social, democracia y makerspaces. Revista española del tercer sector, 36, 49-74.

Soomro, S. A., Casakin, H., Nanjappan, V., & Georgiev, G. V. (2023). Makerspaces fostering creativity: A systematic literature review. Journal of Science Education and Technology, 32(4), 530-548.

van Holm, E. J. (2017). Makerspaces and Local Economic Development. Economic Development Quarterly, 31(2), 164-173. https://doi.org/10.1177/0891242417690604

Wang, F., Wang, W., Wilson, S., & Ahmed, N. (2016). The state of library makerspaces. International Journal of Librarianship, 1(1),2-16. https://doi.org/10.23974/ijol.2016.vol1.1.12

Zakoth, D., Mauroner, O., & Emes, J. (2024). The role of makerspaces in innovation processes: An exploratory study. R&D Management, 54(2), 398-428. https://doi.org/10.1111/radm.12594