WeChat para mejorar las prácticas agrícolas en China

Milthon Lujan Monja

Updated on:

Científicos están empleando una aplicación en WeChat, el equivalente chino de Facebook, para proveer a los agricultores y gobierno local con una herramienta para mejorar las prácticas agrícolas y proteger el fértil suelo negro.

Los científicos han establecido un sistema de visualización. Los usuarios pueden tener una visión general de la situación de la granja, el rendimiento del arroz, el área, los ingresos, entre otra información esencial. Fuente: NIBIO

La agricultura en el noreste de China, donde la mayoría del suelo negro fértil se localiza, ha sido reconocida como crucial para la seguridd alimentaria china. Sin embargo, el suelo está en una condición crítica debido a los años de producción intensiva y el abuso en el uso de fertilizantes.

Proyecto Sinograin II

En el proyecto internacional Sinograin II, financiado por el Norwegian Ministry of Foreign Affairs mediante la Embajada Noruega en Beijing, los científicos noruegos de Norwegian Institute of Bioeconomy Research (NIBIO) están trabajando junto con científicos agrícolas chinos para mejorar la seguridad alimentaria.

Como parte del proyecto Sinograin II, los científicos han desarrollado un servicio proveyendo un sistema para equipar a los agricultores y el gobierno local en el noreste de China con una herramienta de toma de decisiones.

El sistema ofrece importantes recomendaciones sobre prácticas agrícolas seleccionadas, como por ejemplo el tipo de fertilización de acuerdo al tipo de suelo del campo agrícola.

Todos están en WeChat

“El sistema incluye una versión web más detallada para los técnicos agrícolas y los proveedores del servicio de extensión y una versión WeChat para los agricultores. Conocemos que WeChat es muy popular en China, y los agricultores la usan”, dijo Krzysztof Kusnierek, científico en NIBIO.

En la actualidad, China es el mayor productor, consumidor e importador de fertilizantes químicos del mundo, representa más del 30% del consumo de fertilizantes nitrogenados del mundo. No obstante, los errores en el uso de fertilizantes nitrogenados es algo común.

El gobierno chino es consciente de los desafíos y promueve mejores prácticas a implementar para preservar el suelo negro y mejorar la seguridad alimentaria.

“Mis colegas chinos me dijeron que esto es crucial. El gobierno está poniendo presión sobre las autoridades locales para mejorar las prácticas, lo que los obliga a actuar y hay recursos financieros disponibles”, comentó Kusnierek.

READ  Potencial de la IA generativa para desarrollar antivirales y descubrir fármacos

También ha sido importante en relación con el desarrollo de la herramienta de apoyo a la toma de decisiones en el proyecto:

“La esencia de nuestro sistema de prestación se servicios fue creada por Hainie Zha, una estudiante de doctorado de la China Agricultural University, que está trabajando con nosotros en Sinograin II, en cooperación con muchos programadores en una compañía externa”,

“Este trabajo ha sido posible gracias a la disponibilidad de financiamiento de varias fuentes además del proyecto, incluido el gobierno local. Se ha convertido en algo más grande de lo que sería posible solo con financiación de nuestro proyecto de investigación. Ahora, hemos podido implementar la ciencia. Esta es una herramienta para llevar la investigación a la gente”, dijo la investigadora.

Gestión del nitrógeno

La contribución del NIBIO se ha focalizado en la investigación científica, la cooperación en el desarrollo de modelos agronómicos, así como su participación en la implementación del sistema, explicó Kusnierek.

“En el sistema, la precisión en la gestión de nitrógeno es facilitada por la tecnología de teledetección que permite la aplicación de fertilizantes de acuerdo al lugar. Contribuimos a reducir la cantidad de nitrógeno utilizado, protegiendo el medio ambiente y en algunos casos aumentando el rendimiento”, destacó el investigador.

Según Kusnierek, existe una variación considerable en los recursos del suelo en la región.

“Algunas áreas requieren más fertilizantes que otras. Hasta hace algunos años, solo existía una recomendación regional sobre la cantidad de fertilizantes a utilizar, y muchos agricultores la maximizaron”,

De acuerdo con el investigador, un solo valor recomendado para una gran región no consideró variaciones en las propiedades del suelo.

Contar con una tecnología que pueda mostrar esa variabilidad, puede permitir recomendar la cantidad de fertilizantes en campos agrícolas de forma individual, adaptada a las condiciones de cada granja.

“Los problemas de fertilización excesiva a expensas del medio ambiente y la degradación del suelo son un problema en todo el mundo. Es gratificante aprender unos de otros en este proyecto e impulsar el conocimiento y la tecnología”, destacó el investigador.

READ  Desarrollan modelo para predecir la difusión de la innovación tecnológica

Rápido y fácil

Inicialmente el desarrollo del sistema se concentró en la importante región agrícola en la provincia de Heilongjiang, en el noreste de China. Durante el período de prueba, algunos agricultores empezaron a usar la aplicación.

“La imagen satelital es usada como la base del mapa, y los agricultores pueden dibujar las fronteras de sus campos. Ellos pueden proveer información de sus sistemas de producción y estos datos son usados para consultar la base de datos con datos del suelo, clima y teledetección. Al hacer clic en la parcela, los usuarios reciben información oportuna sobre el estado de crecimiento de sus cultivos en forma de una ventana emergente. Además, podemos generar el plan de fertilización N-P-K de acuerdo con el objetivo de rendimiento, convertido en la cantidad de fertilizantes necesarios”, explicó Kusnierek.

Los científicos de NIBIO informaron que ellos planean desplegar grandes cantidades de sensores dentro de los campos agrícolas para recolectar datos microclimáticos, como la temperatura, la humedad del suelo, etc.

Estos datos serán reunidos en un sistema común, que estarán disponibles para los usuarios.

“Este gran conjunto de datos resumido para un solo usuario está disponible como una pequeña pieza de software dentro de WeChat. El usuario simplemente lo toca para usarlo” subrayó el investigador.

Más desarrollo

En el futuro, los científicos buscan mejorar aún más el sistema.

“Estamos discutiendo cómo podemos optimizar aún más la tecnología. Los agricultores deben tener áreas de referencia mínima y máxima que se pueden utilizar para ajustar las recomendaciones. También queremos utilizar más drones en la región para recopilar datos con más frecuencia. Más adelante, es un objetivo desarrollar el sistema en otras regiones, y quizás para otras culturas”, manifestó Kusnierek.

“Ha sido genial ver que modelos agronómicos complicados se pueden convertir en un producto de fácil acceso”, dijo el investigador, y subrayó nuevamente la importancia del apoyo de las autoridades locales en el proyecto.

READ  La “máquina de innovación” de China: ¿Cómo funciona?, ¿Cómo está cambiando? y Porqué es importante

“Esto ha hecho que podamos ver que poco a poco se está empezando a utilizar. Lo que hacemos tiene un impacto”, concluyó Kusnierek.

Per Stålnacke, jefe de la investigación en NIBIO, manifestó que este tipo de colaboración de investigación internacional es vital para la seguridad alimentaria mundial.

“Para resolver el problema de producción y la seguridad alimentaria mundial, es de suma importancia que cooperemos a través de las fronteras, con la finalidad de identificar las mejores prácticas y herramientas”, manifestó.

“La cooperación entre los científicos de NIBIO y el socio chino en Sinograin II obviamente ha tenido un impacto. La herramienta desarrollada apoyará una mejor toma de decisiones en las fincas al ayudar a los agricultores a elegir las prácticas e insumos más eficientes y responder a los cambios en el clima y los mercados con mayor efectividad” finalizó Stålnacke.

Contacto
Krzysztof Kusnierek
Research Scientist – Division of Food Production and Society
(+47) 920 12 953
krzysztof.kusnierek@nibio.no

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.