6 formas en que los gobiernos impulsan la innovación y cómo pueden ayudar a la resiliencia post pandémica

Milthon Lujan Monja

por: Alicia (Lucy) Cameron, Senior Research Consultant, Data61
La pandemia de COVID-19 ha tenido un enorme impacto en la economía mundial, con un costo total que probablemente supere los US$12,5 trillones, según estimaciones del Fondo Monetario Internacional.

Al mismo tiempo, la crisis ha acelerado enormes cambios en la forma en que vivimos y trabajamos, y la adopción e invención de nuevas tecnologías.

Los formuladores de políticas y los líderes de la ciencia y la industria cifran sus esperanzas en una mayor innovación para impulsar la recuperación económica.

Es un buen plan, pero estimular la innovación no es fácil. He estudiado los intentos de estimular la innovación local en todo el mundo durante el siglo pasado y encontré seis enfoques amplios, cada uno con fortalezas y debilidades.

1. Lugar

Este es el desarrollo de clústeres o centros especializados de alta tecnología (piense en el próximo Silicon Valley). Existe buena evidencia de que los clústeres de alta tecnología son cruciales para la competitividad nacional.

Silicon Valley en California es el clúster de alta tecnología más exitoso del mundo
Silicon Valley en California es el clúster de alta tecnología más exitoso del mundo. Shutterstock

Los clústeres industriales (y las ciudades en general) son centros de innovación, productividad, desarrollo de habilidades y creación de nuevas empresas. Los clústeres ayudan tanto a la cooperación como a la competencia entre empresas, construyeron cadenas de suministro locales y pueden crear marcas regionales como los relojes de Ginebra o trajes de Savile Row.

Muchos gobiernos han tratado de crear estos clústeres desde cero con instituciones públicas de investigación, creando parques científicos y tecnológicos, o brindando incentivos financieros y de otro tipo. Sólo pocos de estos intentos han tenido éxito.

Los intentos de acelerar los clústeres industriales existentes o emergentes han tenido más éxito. La creación de nuevos clústeres industriales también es increíblemente costosa y puede llevar décadas generar dividendos.

2. Cultura

Este enfoque busca construir un entorno innovador y empresarial a través de la mejora del estilo de vida, la cultura y la comodidad pública. Busca crear un “clima de personas” donde los residentes puedan experimentar, construir, compartir conocimientos y formar asociaciones creativas. Esto también debería atraer y retener a los constructores de riqueza jóvenes, creativos y educados del futuro.

READ  Una aceleradora de startups puede catapultar tu negocio al éxito

Los proyectos de revitalización urbana en todo el mundo han seguido este enfoque. Estos proyectos convierten las áreas del centro de la ciudad en entornos modernos que fomentan las interacciones incidentales, las conversaciones informales y el aprendizaje grupal.

Sin embargo, la mejora del estilo de vida no siempre conduce a una mayor innovación. Puede conducir a una rápida gentrificación, que desplaza a las comunidades creativas que ya no pueden pagar los alquileres en aumento.

3. Habilidades

Otra forma de impulsar la innovación es aumentar el nivel local de habilidades valiosas. Esto se puede lograr atrayendo inmigrantes calificados o capacitando a la población local.

El problema es centrarse únicamente en las habilidades en que las personas son móviles. Las personas calificadas se irán si no se les brinda oportunidades continuas, o si las recompensas financieras, de estilo de vida o creativas son mayores en otros lugares.

La competencia global por personas altamente calificadas o con un alto nivel de educación con experiencia en la creación de empresas o productos exitosos se está volviendo feroz.

Sin embargo, los enfoques de innovación basados en habilidades pueden ser poderosos como parte del “modelo de triple hélice” que integra a la academia, el gobierno y la industria. Fundamentalmente, el desarrollo de habilidades debe coincidir con la oportunidad local.

4. Misión

El enfoque basado en la misión reúne fondos y habilidades públicas y privadas para abordar un desafío a mediano y largo plazo. El ejemplo más famoso es el viaje a la luna de EE.UU: la misión de 1961, para enviar a una persona a la Luna y regresar en 1970.

La NASA tenía fondos para el viaje a la luna durante tres presidencias. La misión tuvo éxito y, en el proceso, desarrolló varias tecnologías y productos nuevos.

Desde entonces, las “declaraciones de misión” se han vuelto comunes en los negocios y el gobierno. Los gobiernos y las ONG usan misiones y objetivos para inspirar la acción en una variedad de desafíos, desde compromisos de cero emisiones netas y los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU hasta desarrollar vacunas para pandemias globales en menos de 100 días.

READ  Cómo las redes de innovación dan forma a las cadenas de valor globales

Sin embargo, las misiones pueden tener problemas debido a la falta de fondos, objetivos pocos claros, intereses contrapuestos y la generación de consecuencias no deseadas. Las misiones también pueden desviar fondos de la investigación de “cielo azul” impulsada por la curiosidad, que ha sido responsable de algunos de los mayores avances científicos de todos los tiempos.

5. Finanzas

Un elemento crucial para impulsar la innovación es el aumento de la financiación para la investigación y desarrollo, las universidades y otras instituciones de investigación, y la comercialización de nuevas tecnologías. Sin embargo, la relación entre el aumento de los fondos y el aumento de la innovación es complicada.

A medida que los países se vuelven más avanzados, el gasto en innovación puede volverse menos eficiente. Una vez que se han logrado ganancias tempranas de la adopción de tecnologías existentes, los avances adicionales solo pueden provenir de los procesos más costosos y riesgosos de creación y comercialización de nuevas tecnologías.

Esto compensa a los países con grandes mercados y niveles existentes de alta productividad, pero es más difícil para otros países.

El capital de riesgo que permite a muchas empresas emergentes expandirse rápidamente está muy concentrado geográficamente. El capital de riesgo también tiende a centrarse en unos pocos sectores, incluidas las industrias farmacéuticas y de tecnología de la información.

6. Tecnología

Este enfoque utiliza el gasto del gobierno para proporcionar un propósito y financiamiento para tecnologías nuevas y emergentes, como drones, inteligencia artificial, blockchain y robótica.

Cuando los gobiernos se involucran con empresas locales innovadoras desde el principio, desarrollando sus capacidades y co-desarrollando aplicaciones tecnológicas, puede ser bueno para el gobierno y la industria. El gobierno obtiene servicios más modernos, mientras que la industria tiene un cliente fuerte.

READ  Estrategias de innovación empresarial para obtener una ventaja competitiva

Este enfoque ha creado algunos de los puntos críticos de innovación más grandes y exitosos del mundo, incluido Silicon Valley. Las desventajas de este enfoque son que puede jugar con fondos asignados para otros fines gubernamentales, avergonzar a los gobiernos cuando las cosas van mal y depende de que el gobierno pueda evaluar rigurosamente las nuevas tecnologías.

No hay una bala mágica

El éxito en la construcción de áreas vibrantes e innovadoras a nivel local es crucial para impulsar y hacer crecer la economía nacional. Ninguno de estos seis enfoques por sí solo será una “bala mágica” para la innovación y la recuperación económica.

Entonces, ¿Qué funcionará? Prestar mucha atención a los contextos locales y equilibrar todos estos enfoques: mezclar y combinar para las circunstancias locales, mientras se enfoca en la productividad nacional, el desarrollo tecnológico y los mercados futuros.

El artículo fue publicado en idioma inglés en la web The Conversation bajo el título: “6 ways governments drive innovation – and how they can help post-pandemic resilience”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.