Design thinking para transformar la investigación en innovación

Milthon Lujan Monja

Estudios empíricos que hayan investigado el efecto del Design thinking dentro de contextos complejos que incluyan a múltiples actores son raros.

Aunque se afirma que el pensamiento de diseño es un enfoque exitoso para el desarrollo y la innovación de productos, todavía tenemos mucho camino por recorrer antes de comprender el impacto de aplicar el Design Thinking.

Una de las limitaciones que se tiene es ¿Cuándo el pensamiento de diseño es un buen enfoque para aplicar, y cuándo no lo es?

Una actividad crucial en el proyecto SafeConsume ha sido transformar el conocimiento científico sobre las prácticas de los consumidores, las barreras para cambiar el comportamiento y el riesgo asociado con las prácticas comunes, en medidas para reducir las enfermedades transmitidas por los alimentos.

Para ello, los investigadores SafeConsume y Nofima usaron con éxito la metodología del diseño. Ellos se enfocaron en cuatro resultados principales del design thinking:

1) Empoderamiento psicológico: el optimismo y la confianza creativa que puede generar el pensamiento de diseño;

2) Ideación: inspiración para nuevas ideas proporcionadas por el pensamiento de diseño;

3) Transferencia de conocimiento: tanto dentro del proyecto como hacia los actores externos; y,

4) Insights: incrementar el conocimiento y participación del usuario.

El objetivo del estudio fue contribuir a la literatura del design thinking, investigando la utilidad percibida de incluir actividad de pensamiento de diseño en un proyecto de investigación complejo para la seguridad alimentaria.

El proyecto europeo SafeConsume como caso de estudio

SafeConsume es un proyecto Horizonte 2020 con 32 organizaciones socias de 14 países y aproximadamente 100 miembros de varias disciplinas trabajando en 9 paquetes de trabajo diferentes.

El proyecto inició en mayo de 2017 y continuó hasta otoño de 2022. El objetivo general del proyecto es “reducir la carga de salud de las enfermedades transmitidas por los alimentos: cambiar el comportamiento de los consumidores para reducir la exposición a los peligros y disminuir el riesgo a través de herramientas y productos convenientes y efectivos, estrategias de comunicación, educación y una política inclusiva de seguridad alimentaria”.

READ  ¿Cómo fomentar la creatividad para mantenernos competitivos?

SafeConsume se basa en la suposición de que el comportamiento del consumidor es tanto un problema central como la solución para mitigar el riesgo de enfermedades transmitidas por los alimentos.

Debido a que la complejidad de SafeConsume es alta, se asignó a un paquete de trabajo específico la responsabilidad de ayudar en el proceso de traducir los hallazgos científicos en oportunidades de cambio. Este equipo aplica un enfoque basado en el design thinking para facilitar la ideación y la colaboración entre disciplinas.

El Mapa de Oportunidades

Un Mapa de Oportunidades, que es una representación visual de las áreas de oportunidad de innovación, fue desarrollado basado en un enfoque iterativo que incluyó a todos los miembros del proyecto.

La evaluación cualitativa y cuantitativa del riesgo del consumidor realizada por microbiólogos, científicos sociales y científicos de datos en diez países se discutió y sintetizó en varios talleres multifuncionales.

Los investigadores priorizaron 21 áreas de riesgo, y el mapa de oportunidades aborda cada uno de estos riesgos formulando una pregunta “¿Cómo podemos?”, por ejemplo: “¿Cómo podemos evitar que los consumidores almacenen los huevos a una temperatura demasiado alta?”.

El mapa de oportunidades es una herramienta de priorización, comunicación y visualización destinada a estimular la creación y enfocar los esfuerzos de innovación.

Taller de Mapa de Oportunidades que muestra el trabajo grupal en el desarrollo de soluciones para oportunidades priorizadas. Fuente: Veflen y Gonera (2023).
Taller de Mapa de Oportunidades que muestra el trabajo grupal en el desarrollo de soluciones para oportunidades priorizadas. Fuente: Veflen y Gonera (2023).

Percepción de la utilidad del Design Thinking

Los investigadores se plantearon investigar qué tan útiles los participantes de SafeConsume percibieron actividades de pensamiento de diseño como talleres colaborativos, visualizaciones y estudios de observación etnográfica para el proyecto de investigación.

READ  6 maneras de ayudar a los niños a desarrollar su creatividad

“Investigar qué actividades del Design Thinking obtienen las puntuaciones medias más altas en las variables de resultado percibidas dio lugar a algunas observaciones interesantes”, reportan los investigadores.

Los principales resultados de la encuesta fueron:

  • La participación en el taller y la creación de prototipos dieron como resultado las puntuaciones medias más altas en empoderamiento psicológico percibido;
  • El estudio de observación obtuvo la puntuación media más alta en ideación y utilidad para la investigación.
  • Las dos técnicas de visualización (mapa de oportunidades y el mapa de viaje del cliente) obtuvieron la puntuación media más alta en la transferencia de conocimiento.
  • La técnica de visualización de creación de prototipos, obtuvo la puntuación más alta en la generación de optimismo.
  • El mapa de oportunidades también se percibió en promedio como el mejor para facilitar la comprensión del proyecto y simplificar información compleja.

Implicaciones del estudio

“Nuestros hallazgos indican que las actividades de pensamiento de diseño podrían ser relevantes no solo para empresas corporativas sino también para proyectos de investigación grandes y complejos. Creemos que el design thinking tiene el potencial de abordar la creciente necesidad de colaboración transdisciplinaria y la centralidad del usuario que son necesarios para lograr resultados de innovación de los proyectos de investigación”, reporta el estudio.

Design thinking puede ayudar a cerrar la brecha entre las prácticas de investigación y la innovación.

Conclusiones

Al final del proyecto, SafeConsume ha cumplido en todas las áreas: se han lanzado materiales educativos y una aplicación de seguridad alimentaria, guías de recomendación para la comunicación de riesgos y modelos de políticas publicadas y prototipos vienen siendo probados, y los productos serán comercializados en 2023.

“En el proyecto aprendimos de la aplicación métodos basados en el design thinking que los talleres multidisciplinarios colaborativos generan optimismo y sentido de pertenencia entre los participantes, que las herramientas de visualización contribuyeron a simplificar información compleja, y los estudios de observación empática facilitaron el pensamiento centrado en el usuario”, dijo la científico senior Antje Gonera en Nofima.

READ  Business Intelligence precede a la estrategia en las compañías

Una herramienta clave en este proceso específicamente desarrollado por SafeConsume fue el Mapa de Oportunidades, que se utilizó para sugerir estrategias para reducir las enfermedades transmitidas por los alimentos en cuatro áreas diferentes:

1) Herramientas y productos

2) Estrategias de comunicación

3) Material educativo para adolescentes

4) Modelos de políticas

Contactos
Antje Gonera
Senior Scientist
+47 64 97 04 55
antje.gonera@nofima.no

Solveig Langsrud
Senior Scientist
+47 64 97 01 82
solveig.langsrud@nofima.no

Referencia (acceso libre)
Nina Veflen, Antje Gonera. 2023. Perceived usefulness of design thinking activities for transforming research to impact, Food Control, Volume 143, 2023, 109264,
ISSN 0956-7135, https://doi.org/10.1016/j.foodcont.2022.109264.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.