Clústeres de innovación de la Internet de las Cosas (IoT) en la UE

¿Internet de las cosas? ¿Teléfonos inteligentes? ¿Granjas inteligentes? ¿Transporte inteligente? ¿Agricultura inteligente? La palabra “inteligente” la puedes encontrar en muchos productos, servicios o actividades económicas, pero ¿Qué es ser “inteligente”?

Estudio sobre los clústeres de innovación de la internet de las cosas en la UE

El uso de la internet de las cosas (IoT) está facilitando el desarrollo de productos y servicios innovadores que ayudan a mejorar la calidad de vida de la población, a incrementar la productividad de diferentes sectores económicos o mejora de la calidad de servicios.

¿Dónde se encuentran los focos de innovación de IoT?

¿Dónde se están generando las innovaciones en el mundo? Como explicamos anteriormente, la internet de las cosas se han convertido en una tendencia importante; de esta forma, es necesario dar una mirada a los lugares donde se están generando las innovaciones de la internet de las cosas.

La Comisión Europea publicó el año 2019 el estudio “Internet of Things Innovation Cluster Study”, que proporciona una descripción detallada de la dinámica, los impulsores, las características y los factores de éxito que han llevado a la creación de los clústeres de innovación de Internet de las Cosas (IoT) en la Unión Europea, así como su principal especialización en que tipo de áreas de IoT.

El estudio nos permite conocer los principales clústeres y los campos en la IoT que están trabajando.

Internet de las Cosas (IoT)

La Internet de las Cosas es considerada como el próximo gran avance en el desarrollo de las tecnologías de la información y las telecomunicaciones (TIC), de esta forma se convierte en una clara oportunidad para proveer soluciones para la sociedad, los ciudadanos, las empresas y los gobiernos, destaca el estudio.

La IoT esta llamada a ser parte esencial de nuestras vidas, más allá de los teléfonos móviles.

A estas altura debes estar preguntando ¿Qué es el internet de las cosas?

Al respecto, Rose et al. (2015), define a la Internet de las Cosas (IoT) como escenarios en los que la conectividad de red y la capacidad de cómputo se extienden a objetos, sensores y artículos de uso diario que habitualmente no se consideran computadoras, permitiendo que estos dispositivos generen, intercambien y consuman datos con una mínima intervención humana.

Las empresas de TIC y las organizaciones de investigación tienen un fuerte impulso para crear ecosistemas y su inclusión en los grupos de innovación. Las soluciones IoT a menudo se desarrollan en cadenas de valor muy vinculadas con estos clústeres, describe el estudio de la Comisión Europea.

Ecosistema europeo de la Internet de las Cosas

“Internet of Things Innovation Cluster Study” proporciona un análisis extenso del ecosistema europeo, dentro del cual se desarrollan soluciones y aplicaciones de internet de las cosas. El documento describe los clústeres físicos y virtuales de empresas, organizaciones de investigación y académicos que trabajan en la innovación, desarrollo e implementación en el mercado de tecnologías y aplicaciones de IoT.

El estudio se centra en las áreas operativas clave de IoT; describe el entorno de vida inteligente; agricultura inteligente y seguridad alimentaria; movilidad inteligente; ciudades y comunidades inteligentes, gestión inteligente del ambiente y del agua; y fabricación inteligente.

El documento describe los procesos y dinámicas de los clústeres del internet de las cosas, de sus fundamentos y ciclos de vida, sus factores de aparición, impulsores clave, características comunes, así como de sus factores de sostenibilidad y de éxito en la UE.

Formación de clústeres de innovación de IoT

De acuerdo con el estudio, existe una tendencia generalizada de las empresas de TIC y las organizaciones de investigación a agruparse en clusters de innovación, que están desarrollando activamente soluciones innovadoras de internet de las cosas.

“Ellos crean nuevas aplicaciones, cadenas de valor transfronterizas y ecosistemas para aprovechar las oportunidades que ofrece la tecnología y la creciente disponibilidad de datos” describe el estudio.

Muchos de los grupos a los que se dirige el estudio son una respuesta a crisis industriales y sectoriales en áreas geográficas específicas e involucran a organismos públicos. Los miembros de los clústeres confirman que su desempeño y sostenibilidad están estrechamente relacionadas con su desarrollo industrial y de los ecosistemas.

De acuerdo con el estudio “En la mayoría de los casos, estos clústeres están impulsados por asociaciones público-privadas, pero su sostenibilidad no depende del financiamiento público. Los clústeres tienen el propósito de respaldar estrategias industriales específicas, como la industria 4.0”.

Actores claves en la Internet de las Cosas

Según los autores, los estudios de caso revisados han demostrado que los organismos gubernamentales y las administraciones son partes interesadas clave y contribuyentes para los clústeres territoriales, pero no son importantes para su sostenibilidad.

“La mayoría de los clústeres de la UE tienen un alcance transnacional y cubren una amplia gama de actividades a nivel nacional o tienen un enfoque regional e interregional” reportan.

El estudio muestra que los clústeres esencialmente están orientados a los negocios y las tecnologías, que se dedican a cuatro diferentes tipos de actividades:

  • Servicios organizacionales y de mercado, que son servicios desarrollados por los clústeres para vincularse con los mercados externos y el entorno.
  • Servicios técnicos, que facilitan la interacción de los miembros del clúster en temas técnicos y tecnológicos. Ellos facilitan la transferencia y creación de conocimientos.
  • Servicios de aplicación, claramente orientados hacia el desarrollo de software de aplicación.
  • Otros servicios de apoyo, que son servicios auxiliares a la innovación tecnológica y el proceso de mercado para los miembros del cluster y los propios clústeres.

Desafíos de los clústeres IoT

Los casos de estudios muestran que la mayoría de los clústeres son iniciativas impulsadas por el mercado, con la excepción de aquellos que fueron establecidos en base a una subvención pública.

Los clústeres son exitosos si ellos crean valor para sus partes interesadas y si se involucran en el monitoreo constante y los ajustes de sus estrategias y operaciones.

De acuerdo con el estudio, los clústeres necesitan sostener el intercambio de conocimiento tecnológico, la solución de problemas y el despliegue de iniciativas comerciales y la internacionalización para sus miembros, establecimiento misiones para explorar nuevas oportunidades de mercado.

Impulsores de los clústeres de innovación de internet de las cosas

El estudio reporta que los principales impulsores de los clústeres y sus actividades son:

  • Innovación abierta e innovación cooperativa;
  • Nivel de demanda para las aplicaciones (el mercado);
  • Suministro de soluciones y tecnología;
  • Agrupamiento de las actividades de investigación;
  • Nivel de difusión de las tecnologías de captura de datos (sensores);
  • Nivel de difusión de las tecnologías de procesamiento de datos.

Clases de clústeres de IoT

El estudio identifica cuatro clases fundamentales de clústeres:

a) Clústeres institucionalizados

Asociaciones de actores que trabajan por un objetivo común dentro de una estructura de gobernanza formal o informal.

Una estructura de gobierno formal es un requisito previo para cualquier intervención política relacionada con el clúster.

b) Clústeres geográficos

Clústeres en la concepción tradicional Marshalliana y Porteriana, donde son conjuntos de empresas que actúan en una determinada zona geográfica y posiblemente con una clara referencia al internet de las cosas, o start-ups de IoT en una determinada ciudad.

Estos clústeres pueden tener estructura y gobernanza, o no.

c) Clústeres virtuales

Donde diferentes actores, que pueden ser parte de diferentes áreas temáticas, colaboran en una acción y hacia un objetivo común sin estar co-ubicados.

d) Clústeres temáticos

Clústeres que, independientemente de su ubicación, entregan productos, tecnologías o servicios relacionados con las TIC o el internet de las cosas.

El factor de agregación puede ser una tecnología específica, plataformas tecnológicas, aplicaciones y/o proyectos de software (de código abierto).

Perspectivas de la investigación en la internet de las cosas

Con una perspectiva de futuro, las partes interesadas de los clústeres identificaron una serie de áreas clave, en las que la Comisión Europea considerará intervenciones específicas, las más importantes son:

  • Identificación apropiada de los riesgos de IoT,
  • Fomentar el desarrollo de los estándares tecnológicos,
  • Apoyar el desarrollo tecnológico,
  • La transferencia y plataformas para favorecer la creación de comunidades a escala de la UE y el desarrollo de sus ecosistemas.

Referencia (acceso abierto):
European Commission. 2019. Study on mapping Internet of Things innovation clusters in Europe. European Commission DG Communications Networks, Content & Technology. 104 p.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.